OCR (Optical Character Recognizer)

El Reconocimiento Óptico de Caracteres (ROC) en inglés OCR (Optical Character Recognition), es un proceso dirigido a la digitalización de textos e imágenes, los cuales identifican automáticamente a partir de una imagen símbolos o caracteres que pertenecen a un determinado alfabeto, para luego almacenarlos en forma de datos, así podremos interactuar con estos mediante un programa de edición de texto o una aplicación que permita explotar esta información.

Las soluciones OCR son sistemas cada vez más conocidos por los usuarios y de los que cada vez hay más oferta en el mercado.

En ZeroComa, para ciertos proyectos, nos apoyamos en este tipo de herramientas para aumentar la eficiencia y eficacia de las soluciones propuestas. Sobre todo cuando se trata de proyectos de tratamiento de facturas.

De cara a elegir un OCR para el tratamiento de facturas hay varios puntos que es importante tener en cuenta, como el volumen de facturas a procesar al año, el estado en el que se encuentran las facturas en papel, si es necesario extraer líneas de detalle de la factura, el tiempo en el que se precisa disponer de la información extraída y como no, el presupuesto disponible.

Los OCR son herramientas que aportan una enorme productividad pero que no todo el mundo necesita. Hace falta tener unas circunstancias determinadas para que un OCR salga rentable. Por poner un ejemplo muy sencillo, si una empresa recibe 10 facturas al mes, el tiempo que le lleva teclear la información de esas 10 facturas es tan bajo que cualquier ahorro sobre eso será despreciable y será difícil amortizar el tiempo y el dinero dedicado a la implantación de un OCR.

Para que un OCR sea rentable hay que tener un volumen alto de facturas a procesar. Si no se está seguro de si el volumen justifica la adquisición de un OCR, ya sería interesante contactar con nosotros o con algún especialista para que ayude a tomar la mejor decisión.


Criterios para elegir un OCR