Soluciones para la gestión ágil y segura de certificados y procesos de firma

Hace unos años la utilización de la firma manuscrita era imprescindible para garantizar la validez de cualquier documento. Hoy en día la transformación digital también ha llegado a este ámbito y ya existen algunas alternativas que permiten el firmado de documentos pero de forma digital, suponiendo esta característica una importante ventaja por la inmediatez del proceso de firmado.

Existen distintas opciones de firma digital de documentos que permiten garantizar su autenticidad legal, favoreciendo además la agilidad y la seguridad de los procesos de firma. Algunos de ellos son:

  • Firma digital basada en certificado
  • Firma digital manuscrita
  • Firma biométrica
  • Firma OTP

De entre los beneficios que obtiene una organización por utilizar la firma digital destacan:

  • Inmediatez
  • Seguridad
  • Control
  • Potencia
  • Trazabilidad
  • Movilidad

El uso de la firma digital crece exponencialmente abarcando desde la firma de contratos con empleados, proveedores y clientes, hasta el consentimiento informado en el ámbito sanitario, aunque cada día surgen nuevas aplicaciones, por lo que cabe esperar que su uso siga aumentando.

La integración de la firma electrónica con los distintos procesos de las organizaciones ayuda notablemente a que este cambio se lleve a cabo con el menor impacto posible en las organizaciones. Disponer procesos basados en firma digital mejoran la seguridad y control de las organizaciones, posibilitando exhaustivas auditorías sobre cada uno de los posibles pasos de cada proceso.

Escriba aquí su comentario: