Un dibujo que representa los requisitos tecnológicos

Según la experiencia de múltiples usuarios, después de haber practicado con 100 facturas, el tiempo estimado en archivar una factura referenciando todos los datos posibles e incluyendo el escaneado de la misma, puede oscilar entre 1,5 y 3 minutos.

Esto significa que, aún en el caso más desfavorable de que todo el proceso sea manual -por recibirse en papel- y considerando el tiempo máximo de 3 minutos por factura, en 4 horas al día se podrían archivar, con todos los datos posibles, 80 facturas, es decir 80 x 22 = 1.760 facturas al mes.

Hay que señalar que la información referenciada en esos 3 minutos que aquí se han considerado es bastante más que los 5 datos obligatorios y que esa labor de referenciación no ha sido un mero archivo de la factura sino la introducción de un importante valor añadido, pues al mismo tiempo se ha puesto a disposición de los usuarios una relevante información sobre el negocio.

Ahorro y productividad

Por otro lado se puede asegurar que, desde el momento de su archivo digital, cualquier gestión con las facturas: localización, consulta, envío, impresión, etc., ya nunca requerirá más que unos pocos segundos de dedicación. En efecto, archivadas en EdasFacturas, están a disposición inmediata de todos los usuarios autorizados que puedan acceder a las mismas o a consultar cualquier dato de ellas en segundos, desde su puesto de trabajo, visualizarlas, remitirlas por e-mail, imprimirlas, enviarlas por FTP a un servidor Web, conocer ventas, gastos, compras, etc.

Esto extrapolado a la vida de la empresa, arroja enormes ahorros y un gran incremento en productividad.

Conclusión:

  • Facturas archivadas digitalmente con EdasFacturas.
  • Facturas que ya nunca se pierden.
  • Facturas localizables en segundos.
  • Información inmediata sobre el negocio, totalizada o segmentada por múltiples criterios.