Entradas

Entrevista a Alejandro Allende, Director Desarrollo de Negocio de ZeroComa

El portal de información sobre travel management T&ENews entrevista al Director de Desarrollo de Negocio de ZeroComa, Alejandro Allende.

¿Están las pymes lo suficientemente digitalizadas? ¿Cómo son las subvenciones del Estado a las pequeñas y medianas empresas? España asume, ya de una forma prácticamente repentina, el cambio de la transformación digital en sus empresas y organizaciones, ¿se requieren nuevos perfiles para este cambio?…

Estas y muchas más preguntas sobre tecnología y transformación digital, en la entrevista, que puedes consultar aquí.

 

Samuel Morse, inventor del telégrafo

Tal día como hoy, 27 de abril, nació en 1791 en Charlestown (Boston) Samuel Morse.

Morse, que en sus años de estudiante quiso centrarse en la pintura, destacó principalmente por sus descubrimientos tecnológicos, especialmente aquellos que involucraban la electricidad.

Cuando estudiaba en Yale en 1832 descubrió que la interrupción en un circuito generaba un fulgor, lo que ideó un sistema de comunicación basado en dichos fulgores sostenidos por un alambre, conocido más tarde como ‘Código Morse’. El 6 de enero de 1833, Morse realizó la primera demostración pública de su método, con un electromagneto incorporado.

Dos años más tarde apareció el primer modelo telegráfico desarrollado por Morse. Durante los años posteriores fue perfeccionando la técnica de su invento hasta patentar un completo código de señales de puntos y rayas.

Tras la financiación de una línea telegráfica de 60 km. Morse pudo demostrar ampliamente su invento el 1 de mayo de 1944 con la difusión de la noticia de la nominación del senador Henry Clay como candidato a la presidencia. El mensaje llegó desde Baltimore hasta Washington.

La tecnología salvaguarda la vida de las empresas

Kyocera recomienda buscar referencias y acudir a un asesor para contratar cualquier servicio tecnológico o comprar un producto para tu empresa.

En España, muchas empresas echan el cierre, entre otras cosas, por la ausencia de la tecnología y los procesos digitales en su metodología rutinaria. Según datos recogidos por El País y extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE), poco más del 30% de las pymes dispone de página web y usa las redes sociales, el 10,4% recurre a los servicios en la nube y el 5,8% realiza ventas por Internet. Dichos ‘atrasos’  evitan un crecimiento rápido en el mercado y una competitividad. Además, renunciar a adaptarse a procesos digitales implica más gasto y menos organización debido a la falta de automatización.

Especialistas en la materia apuntan que existe un aspecto principal que afecta a la eficiencia de las pequeñas y medianas empresas: la carencia de buenos sistemas tecnológicos y de administración. La principal causa del desconocimiento para la administración de un negocio y su posterior desaparición se debe a que el empresario se encarga de todas las áreas de la empresa, desde la comunicación hasta las ventas, lo cual le impide observar con claridad el flujo de capital y tomar decisiones estratégicas.

Por ello, Animal Político recoge en un artículo la insistencia por delegar tareas, asesorarse y echar mano de la tecnología que le permita tener una visión clara de los objetivos de su negocio.

Al respecto, la OCDE señala que la productividad de las empresas es 6.3 veces superior al de las microempresas y 2.9 mayor al de las medianas empresas. Ello debido al aprovechamiento que las primeras tienen de las tecnologías de la información y comunicación, las cuales les permiten generar mejores estrategias y aprovechar al máximo sus rendimientos.

Investigar antes de contratar

Kyocera, líder mundial en impresión y gestión de documentos, recomienda que, antes de contratar cualquier servicio tecnológico o comprar un producto, se realice una búsqueda de referencias para comprobar la calidad de lo que se necesita través de la experiencia.

Sin embargo, cuando se habla de tecnología se necesita algo más que ser especialista. Para nadie es un secreto que la experiencia con la que cuenta un asesor de soluciones digitales es muy importante para saber si posee los conocimientos y herramientas adecuadas para trabajar con tu industria y el tamaño de tu empresa. A continuación explicamos por qué:

Tiene experiencia con varias industrias. Debido a que cada negocio es distinto se requiere una personalización en las soluciones digitales que se contratan. Es recomendable trabajar con un asesor que cuente con un historial de experiencias con empresas similares a la tuya. Como se infiere, los años de trabajo con una industria llevan al asesor tecnológico a desarrollar soluciones y estrategias específicas para el giro de su especialidad, lo que resulta en aplicaciones digitales más especializadas.

Se agilizan los procesos legales. Cuando se trabaja en distintas ciudades o países se conoce el marco legal de cada región, lo que genera una mayor capacidad de adaptación para cada política que tenga una empresa. Trabajar con un asesor adecuado reducirá la curva de aprendizaje y tu equipo tendrá menos problemas en los cuales enfocarse.

Los expertos de Kyocera recomiendan que, si lo que se desea es conocer la verdadera experiencia de una empresa de soluciones tecnológicas, se busquen sus casos de éxito, los cuales no solo mostrarán los resultados que pueden obtener, sino también con qué industrias trabajan y si se adaptan a lo que necesitas en tu negocio.

FUENTE: A.P

Aumenta la conciencia de la digitalización entre las empresas españolas

Vodafone ha presentado el III Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas, realizado por su Observatorio del sector corporativo. Un informe del que se extraen distintas conclusiones, como que las compañías muestran una mayor conciencia de la importancia del proceso.

Preguntadas por su grado de preocupación sobre la digitalización, la investigación de 2019 muestra incrementos de hasta medio punto respecto al anterior informe. En una escala de 0 a 10, los profesionales y pequeñas empresas califican con un 6,3 su nivel de prevención sobre este tema, lo que supone un 0,3 más que en 2017. Las pymes valoran esto con un 6,8: es el sector donde más se incrementa la calificación, que sube medio punto en relación al anterior estudio. Sin embargo, el indicador más elevado de preocupación se da entre las grandes empresas. Es de un 7,3 sobre 10, una nota que, sin embargo, apenas mejora la de 2017 en 0,1 puntos.

En relación a las aplicaciones de la digitalización, la mayor parte de los participantes la vinculan a la mejora del servicio al cliente —un 54% del total—, seguido por el uso de nuevas tecnologías en los procesos de negocio, que se reduce al 41%.

Sobre los principales beneficios que lleva asociados, tanto entre profesionales como en pymes y grandes empresas se identifican dos grandes ventajas: una mayor eficiencia en procesos y tareas y el ahorro de tiempo y dinero o reducción de gastos. Para los tres grupos, el principal obstáculo para el despliegue de iniciativas digitales va vinculado también al presupuesto ya que, para todos, esta barrera es el elevado coste que puede tener la implementación.

Se detectan diferencias en los segundos motivos más citados. Para profesionales y pequeñas empresas es el desconocimiento de la oferta, mientras que para las pymes es la falta de talento y, entre las corporaciones de mayor tamaño, destaca el factor cultural con la resistencia de la plantilla al cambio.

Para la investigación se han realizado 2.625 entrevistas a empresas de distintos tamaños e industrias y 398 encuestas entre el segmento de la administración pública en España.

Estado actual de la transformación digital

El grueso del sector empresarial en España se encuentra en una fase intermedia del proceso de digitalización, mientras que las que están en un nivel avanzado son menos del 25%. Hay diferencias según el tamaño de la organización. Entre los profesionales y compañías más pequeñas es el 53% el que se considera en un estado intermedio; un tercio está en un nivel básico o no lo ha empezado y apenas el 15% está en fase avanzada.

Cambia la situación en el resto de organizaciones, donde las que aún no han tomado medidas son el sector minoritario. Entre las pymes, una de cada cuatro se considera en un estado avanzado, el 57% dice estar a medio camino y el 18%, en un nivel básico o sin empezar. Un porcentaje similar de las grandes empresas, el 24%, reporta un alto índice de digitalización, mientras que el 63% lo califica de intermedio, lo que sitúa a las corporaciones como el grupo con más firmas que ya tienen iniciativas de transformación tecnológica en algún nivel de desarrollo: las que no tienen proyectos de este tipo o están poco elaborados son apenas el 13% del total.

Sobre las tecnologías más empleadas, entre los tres grupos destacan los tres mismos tipos de herramientas: de conectividad a la red y entre dispositivos, los sistemas de seguridad y las herramientas de colaboración, con porcentajes de implementación superiores al 60% en todos los casos. Entre las grandes compañías se detecta también una tendencia amplia a la adopción de servicios en la nube, que mantienen más del 78% de participantes.

FUENTE: Cio

El ecommerce y las herramientas tecnológicas calan en la empresa española

Ya se encuentra disponible el nuevo dossier de Indicadores Destacados de la Economía y Sociedad Digital del ONTSI, que muestra la evolución de los principales indicadores relacionados con el uso TIC y comercio electrónico en empresas.

La principal forma de acceso a Internet de las empresas es la banda ancha (fija o móvil), y la mayor parte de las empresas (43,1%) acceden con velocidades iguales o superiores a los 100 Mbps. Entre las empresas que tienen acceso a Internet y página web, la principal utilidad que dan a su web es la presentación de la empresa y sus productos (90,3%).

La mitad de las empresas usan medios sociales. De ellas, el 95% utilizan redes sociales (Facebook, LinkedIn, Google+, etc), el 47% websites que comparten contenidos multimedia (Youtube, Flickr, etc), y el 38% blogs de empresas o microblogs.

En cuanto a la seguridad, se mantiene la tendencia creciente respecto a la utilización de sistemas internos de seguridad, situándose en el 92,8% las empresas que disponen de algún sistema de seguridad. Los principales tipos de seguridad interna que se utilizan son: el software actualizado (87,4%); la copia de seguridad de datos en una ubicación separada (83,6%) y la autenticación mediante contraseña fuerte (70,6%).

Respecto a la firma electrónica, un 80,6% de las empresas que tienen acceso a Internet utilizan firma digital, casi 4 puntos porcentuales más que el año anterior. El principal motivo del uso de firma es para relacionarse con la administración pública (99,3%).

En relación con el comercio electrónico, sigue creciendo el porcentaje de empresas que venden por Internet, ya alcanza el 33,9%, frente al 32% del 2018. El porcentaje de las empresas que ha realizado compras online también ha crecido ligeramente, hasta el 20,3%

En cuanto al uso de herramientas de intercambio de información, el 45,4% de las empresas dispone de herramientas ERP para compartir información sobre compras/ventas con otras áreas de la empresa. Respecto a las empresas que disponen de CRM, el 33,7% la utiliza para capturar, almacenar y compartir información sobre clientes, y un 25,3% la emplea para analizar la información disponible acerca de los clientes con fines comerciales y de marketing.

Finalmente, en cuanto a la utilización de servicios avanzados, el 8,31% de las empresas declararon realizar análisis de big data en 2019 y el 28% compraron algún servicio de cloud computing.

FUENTE: IT User

Diez cosas que no pueden faltar en tu pyme para considerarla digital

Algunas pequeñas empresas creen que la implementación de procesos digitales es un proceso complejo al desconocer exactamente cómo abordarlo. Es por ello que desde la Cámara de Comercio han lanzado un “decálogo de soluciones tecnológicas” para que puedan utilizarla como guía.

Así, lo primero que recomiendan es tener una conectividad de banda ancha tanto fija como móvil para evitar problemas de conectividad con clientes, proveedores, etc… ayudando a que la actividad se realice con normalidad.

Utilizar aplicaciones digitales de gestión y ofimática, para que se pueda acceder a ellas desde cualquier dispositivo y en cualquier momento. Algunas de ellas permiten grandes avances como la facturación electrónica, automatizan las gestiones, etc, y permiten ver toda la información en tiempo real. Ahorran tiempo y permitirán que todos puedan saber en todo momento las tareas hechas, las que hay que hacer y la información disponible.

Asimismo, serán necesarios tanto puestos de trabajo digitales con fuerte componente de movilidad para ayudar a los trabajadores a mejorar su eficiencia; como plataformas de gestión inteligente de contactos multicanal (CRM) que dan una mejor respuesta ante el nuevo tipo de cliente, el digital.

En este sentido también serán necesarios servicios y dispositivos que permitan digitalizar los locales, u otros puntos que la empresa tuviera como contacto con el cliente. Esto permitirá una atención más personalizada, así como ofertas que puedan interesar al usuario.

Otras tecnologías a tener en cuenta en la pyme

Las plataformas Iot y los Servicios de Business Intelligence (BI) o Bigdata, también serán impresdicibles en una pyme digitalizada. Las primeras permitirán ahorrar costes en diferentes puntos como la recogida de información o la videovigilancia, las segundas, por su parte, permitirán transformar los datos recogidos en información útil para la gestión del negocio.

Las aplicaciones de seguridad básicas para el correo electrónico, la navegación web o la protección de la información serán clave para evitar posibles ciberataques o robos de información confidencial. Del mismo modo, y evitando perder este tipo de datos, las aplicaciones de seguridad en la nube serán útiles si la primera barrera falla, pudiendo así recuperar los datos desde allí.

Por último, toda pyme digital debería apostar por la creación de una página web y/o tienda online. Esto permitirá llegar a nuevos clientes o fidelizar a los ya existentes.

FUENTE: El Independiente

El invento español para que WhatsApp no se colapse en grandes aglomeraciones

Si alguna vez te has encontrado entre grandes masas de gente, habrás tenido la experiencia de querer comunicarte con alguien por WhatsAp, pero a menudo sucede que no llegan correctamente debido al colapso de la red en sitios públicos con grandes aglomeraciones de gente.

Dos investigadores españoles de la Universidad Oberta de Catalunya acaban de patentar un nuevo protocolo híbrido de programación automática (HSS, por su sigla en inglés). «Nuestra tecnología mejora la transmisión de información inalámbrica en el caso de medios compartidos, como el wifi, para acceder al cual es necesario esperar si se está produciendo otra transmisión, lo que se conoce como contención. Los tiempos de espera son indeterminados, y cuando hay muchos dispositivos transmitiendo ?como, por ejemplo, en un evento masivo? hay que esperar demasiado», explica Xavier Vilajosana, uno de los investigadores principales justo a Pere Tuset, ambos del grupo WiNe (Wireless Networks).

La clave: ordenar la información

En el caos de los eventos masificados, las llamadas tampoco son una solución para contactar con otra persona. Las redes telefónicas también se colapsan. Como en ese momento a las 00.01 de cada uno de enero en el que todo el mundo llama para felicitar el Año Nuevo. La telefonía móvil actual tiene estandarizado una tecnología que se conoce como ‘random acces channel’. Un canal de acceso aleatorio para el establecimiento de llamadas y la transmisión de datos que se congestiona cuando muchas personas quieren comunicarse al mismo tiempo.

Vilajosana explica que la clave de su tecnología es “ordenar los accesos a la red en instantes, lo que facilita el acceso de todo el mundo“, que explica que otra de las alternativas que se utilizan para acceder a la red es el ‘scheduling’, la programación de los usuarios, pero que esta tecnología necesita saber previamente quién quiere acceder, por lo que el ‘random access’ sigue siendo igualmente necesario. Esto produce “colisiones” entre las señales que quieren transmitirse y dificulta la comunicación de los datos.

“Nuestro protocolo patentado sustituye la contención por unas colisiones muy cortas, otorgando turnos a las conexiones de forma ordenada, lo que crea un árbol ternario, una estructura de datos en la que cada nodo tiene un máximo de tres hijos”, explica. “Ordenamos los accesos estableciendo, en mínimos lapsos de tiempo, colas que pueden tener incluso miles de participantes”.

Comprobar que la transmisión es posible

-“Nada, no conecta, sigue intentándolo”. No hay muchas más opciones cuando las redes se colapsan. Sin embargo, con este protocolo, dice su creador, “hacemos que el establecimiento de la conexión a la red, así como su uso una vez se ha accedido, sea más óptimo, que usemos mejor el espectro de telecomunicaciones para que más dispositivos puedan transmitir de forma simultánea sin necesitar más ancho de banda”.

Para el usuario la experiencia cambia totalmente. El protocolo HSS limita los tiempos de espera comprobando la posibilidad del envío de información en la red con pequeñas colisiones controladas y, posteriormente, lleva a cabo una elevada transmisión de datos sin colisión. “En vez de enviar un paquete de información de miles de bytes en la red, como puede ser un mensaje, podemos enviar un único byte, comprobar si es posible el envío y realizarlo entonces. Una operación que se completa en un instante”, dice Vilajosana. “Dividimos, así, los intentos de acceso de forma exponencial, en paquetes de información que se envían en milisegundos, evitando las colisiones”, concluye.

Pese a que los problemas que suponen las conexiones aleatorias a las redes ya son conocidas, los investigadores explican que la adopción de este nuevo prototipo “no solo depende de la industria sino también de los comités de estandardización y por lo tanto debemos explicar bien sus ventajas para que de forma gradual se adopten mecanismos basados en esta idea”.

FUENTE: El Confidencial

España es el país de Europa donde las empresas más invierten en tecnología

Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, ha elaborado un estudio sobre la inversión en tecnología que realizan las empresas. Para ello, ha analizado los datos de Randstad Workmonitor, elaborada a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 33 países.

El análisis de Randstad revela que el 53% de las empresas españolas invierten en tecnología para la automatización de determinados procesos. Actualmente, el conjunto de técnicas es un factor estratégico a la hora de aportar valor a los procesos de negocio, con el foco en la mejor experiencia para la organización con la que colaboramos y el profesional alrededor de quien sucede el proceso.

Hoy en día, el mercado se encuentra en un entorno de batalla intensa por el talento debido a que el factor diferencial de las organizaciones lo están marcando los profesionales que las componen. El director Randstad Technologies, Rubén Berrocal, afirma que el “profesional de hoy día y de los próximos años se va a enfrentar a un entorno cambiante donde la creatividad va a ser un elemento sumamente valorable”. En este sentido, Berrocal añade que “toda organización, que interiorice que el talento es un factor estratégico, está implementando iniciativas que persigan la automatización de determinados procesos”.

Si se observa el número de empresas nacionales que apuestan por la tecnología en los diferentes países analizados, Randstad Workmonitor, detecta que China es el único país donde sus empresas más invierten en tecnología, seguida de España, que supera en más de 30 puntos porcentuales a la última nación estudiada, Japón (29%).

En el caso de Europa, las empresas que más invierten en tecnología en Europa después de España son Italia y Noruega y Países Bajos con tasas de entre el 47% y el 46%. Le sigue Reino Unido (45%). A continuación, y por debajo de la media europea, se sitúan Bélgica y Luxemburgo (41%), Dinamarca y Portugal (39%), Alemania (38%), Francia y Grecia (37%) y, por último, Austria (31%).

FUENTE: Randstad

La plataforma FACeB2B recibe el premio @asLAN

La plataforma de intercambio de facturas electrónicas FACeB2B ha sido premiada con el @asLAN, asociación integrada por más de 120 empresas del mundo de la tecnología, según informa el Portal de Administración Electrónica (PAe).

@asLAN, asociación sin ánimo de lucro, celebró el pasado 3 y 4 de abril el congreso @asLAN2019 con más de 11.000 inscritos. En dicho evento se otorgaron también los premios @asLAN, cuyo objetivo es el de identificar, premiar y divulgar experiencias que contribuyan a desarrollar nuevos servicios, mejorar la eficiencia y reducir costes. Suponen un reconocimiento al trabajo realizado por la Administración pública, alineada con la Agenda Digital para Europa o España.

El premio entregado a FACeB2B ha sido en la categoría de “Digitalización” y representa un reconocimiento en la implementación de una herramienta innovadora y eficaz que no solo viene a cubrir la necesidad tecnológica para el cumplimiento del artículo 216 de la Ley 9/2017, de contratos del sector público, sino que continúa la senda del impulso de la factura electrónica en el panorama español iniciada en 2015 por FACe (Punto General de Entrada de Facturas de la Administración General del Estado).

España se sitúa entre los países más avanzados en Administración electrónica, según diferentes informes de organismos internacionales como la ONU, la OCDE, o la Comisión Europea y ha recibido ya varios premios nacionales e internacionales.

En la dimensión de Servicios Públicos digitales, según el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI), España figura en el 4º lugar, por encima de la media de la UE.

En el ámbito de los datos abiertos, según el estudio ‘Open Data Maturity in Europe’ en su edición de 2018, España se sitúa en segundo lugar.

La Agencia Tributaria española, entre las ocho más eficientes del mundo

La Agencia Tributaria española, entre las ocho administraciones más eficientes del mundo con una puntuación del 93,6%, muy por encima de la media (59,6%), según destaca el informe Paying Taxes 2019 que ha realizado PwC para el Banco Mundial.

Así, el sistema tributario español se encuentra entre los más modernos del mundo. España destaca en la gestión del IVA tras la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información (SII) y se sitúa en el número 34 del ranking de los 190 sistemas fiscales analizados, por delante de países como Estados Unidos (37), Alemania (43), Francia (53) o Italia (118). Y si comparamos nuestra fotografía fiscal con la media del resto del mundo, la imagen también es positiva. Si actualmente en el mundo, de media, una compañía necesita 237 horas para cumplir con Hacienda, en España esta cifra es de 148 horas.  Si, además, para hacerlo necesita hacer 23,8 pagos, en nuestro país esta cifra se reduce a nueve.

Según este nuevo informe de PwC que analiza los sistemas tributarios de 190 países, la contribución tributaria total de las compañías españolas (el porcentaje de sus beneficios que dedican al pago de los impuestos obligatorios, tales como el Impuesto sobre Sociedades y las cotizaciones sociales, entre otros), es del 47%, unos siete puntos por encima de la media de los países miembros de la OCDE (40,3%), de la UE (39,3%) y ligeramente superior a la del grupo de los veinte más industrializados del mundo, el G-20, (46,6%).

Las empresas españolas pagan sensiblemente más que otras empresas más desarrolladas como Reino Unido (30%), EE.UU. (43,6%) o Canadá (20,5%), pero menos que las francesas (60,5%), alemanas (49%) o italianas (53,2%).

Además, en el caso español, esa contribución tributaria total del 47% se destina fundamentalmente al pago de cotizaciones sociales (un 35,7%) y al Impuesto de Sociedades (10,6%), y sobre ello el estudio dice que el peso entre ambos tributos no está equilibrado. De hecho, la proporción entre cotizaciones y sociedades en la OCDE es de 15,6% versus 23,1% y en el mundo de 16,1% vs 16,1%.

De este 47%, que supone la contribución tributaria total de las empresas españolas, el 35,7% se destina al pago de cotizaciones sociales, el 10,6% al Impuesto sobre Sociedades y el 0,7% a otros tributos, según el estudio. Una proporción entre cotizaciones y sociedades -35,7% versus 10,6%- muy distinta a lo que sucede en la OCDE -15,6% versus 23,1%-, y en el mundo -16,1% versus 16,1%-, donde el peso entre ambos tributos está mucho más equilibrado.

El impacto de la tecnología

El informe resalta como, desde 2004, el uso de las nuevas tecnologías por parte de las autoridades fiscales y de las empresas ha reducido en 84 horas, de media, el tiempo y, en 10,3, el número de pagos que las compañías deben hacer para cumplir con el fisco.  Esto tiene que ver con la puesta en marcha, sobre todo en economías avanzadas, como China, Hong Kong, Noruega, de sistemas de reporting fiscal en tiempo real o de otros que permiten devolución automatizada de impuestos. El documento cita expresamente el caso de España y la implantación del Suministro Inmediato de Información.

No obstante, considera que la tecnología, por sí misma, no es suficiente para mejorar los sistemas fiscales. Una economía, además de contar con la infraestructura tecnológica adecuada (disposición de conexión de banda ancha, de redes móviles 4G, etcétera…) y con una población suficientemente alfabetizada informaticamente, debe superar una serie de obstáculos culturales y políticos, especialmente relevantes en aquellos países con sistemas tributarios manuales o con un nivel significativo de economía informal.

FUENTE: IT User