Entradas

Claves para que las pymes acierten en su digitalización

En el acelerado camino hacia la digitalización de administraciones y organizaciones, las pymes son susceptibles también de aplicar cambios logísticos si quieren ver aumentados sus beneficios y mejorar su productividad. Para digitalizar sus instalaciones y actividades deben de enfrentarse a una serie de retos:

1. DIGITALIZACIÓN DE PROCESOS

Con la inteligencia artificial los negocios podrán ahorrar costes y hasta conocer los deseos de sus clientes para conseguir fidelizar y personalizar el servicio o producto que ofrecen, clave para poder crecer en un mercado donde no solo la calidad pesa sino cada vez más la eficiencia y la experiencia. De ahí que aliarse con empresas especializadas en consultoría estratégica podría ser un gran punto a su favor en la implementación de las TIC.

2. MOVILIDAD PARA AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD

El cliente escoge cómo, cuándo, dónde y para qué quiere interactuar con la empresa. Y no sólo eso, sino que además espera un servicio contextualizado y personalizado. La capacidad de entender, comprender, saber interactuar y satisfacer las necesidades de los nuevos clientes está siendo clave para mantener y asegurar la competitividad en el sector. De ahí la apuesta por el talento para retener y también para aumentar la productividad. Gracias a la interconectividad, Internet y las nuevas tecnologías las compañías dan más flexibilidad a sus empleados para trabajar desde casa y compatibilizar vida laboral y familiar.

3. OMNICANALIDAD Y PERSONALIZACIÓN

Entendemos por omnicanalidad la intención de crear sinergias y conexiones – tanto de comunicación interna como externa – entre todos los canales en los que está presente una marca o un negocio de tal manera que el cliente no aprecia diferencias entre ellos, sino que se suman. Se persigue una relación duradera y que pueda ir adaptándose al medio que mejor convenga al cliente, beneficiando su experiencia con la marca.

La estrategia omnicanal trae consigo toda una serie de ventajas para muchos de los procesos de venta y gestión de cualquier marca. Pero, también tiene entre otros muchos, retos que las empresas deberán superar y dominar para sobrevivir a esta transformación.

4. INTERNACIONALIZACIÓN

Los mercados están tomando un camino que tarde o temprano llevará a las pymes a internacionalizarse y no solo vender en el mercado nacional. Pero antes de dar ese paso se debe analizar bien la capacidad de la empresa y si es capaz de afrontarlo. Puede que aún no sea el momento. Y si esto es así, la idea de internacionalización no puede caer en el olvido y debe ser retomada cuanto antes.

5. SEGURIDAD

Una correcta ciberseguridad que vele por la integridad de activos físicos y digitales, la comunicación segura entre todos los actores, la privacidad de los datos empleados y el uso que se hace de ellos (desde el posicionamiento de un trabajador en las instalaciones, hasta los signos de fatiga en un conductor de maquinaria pesada).

6. BIG DATA E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El Big Data en la transformación digital es una gran cantidad de datos que, una vez analizados, permiten explotar oportunidades de negocio o mejorar la productividad de una organización gracias a un mejor conocimiento de los clientes, a la fidelización de los mismos, a buscar liderar el mercado, o incluso a conocer vías de negocio y oportunidades. Una buena gestión de todos estos datos lleva a reducir incluso costes al hacer más eficiente los procesos.

Este tipo de tecnología, sumada a la automatización, conseguirán que la experiencia cliente sea cada vez más personalizada y única.

FUENTE: Merca2

La erradicación del papel: principal vía de productividad en las empresas

Los negocios se enfrentan a diario a ingentes cantidades de documentación referente a la actividad diaria de la organización. El almacenaje de papel permite responder ante reclamaciones y justificaciones, consultar históricos…, pero los negocios no reparan en la cantidad de dinero que supone dedicar espacios físicos a su almacenamiento, así como la suma de tiempo que los empleados invierten en buscar archivos. El tiempo se perfila como uno de los recursos de mayor valor en la productividad de una empresa, y es por ello por lo que se hace necesaria e imprescindible una gestión electrónica de los ficheros.

ZeroComa, con sus soluciones de digitalización certificada, aporta un sistema que de archivo y conservación electrónico para facturas y otros documentos que otorga a los ficheros digitales el mismo valor fiscal y legal que el documento original de papel posibilitando la eliminación del archivo físico.

Numerosos estudios realizados por algunos de los principales fabricantes de copiadoras multifunción coinciden en la problemática de no digitalizar los archivos que un negocio pueda manejar en su actividad cotidiana.

Temel asegura que el empleado invierte más de una hora diaria en buscar documentación en papel. Sage, por su parte, destaca en un estudio de 11 mercados (entre los que se incluye España) la pérdida económica de más de 20.400 millones de euros en el conjunto de 2018 para las pymes derivados de la falta de digitalización de las tareas administrativas. Este último estudio señala además que solo un aumento del 5% en la productividad de las empresas españolas supondría un incremento del PIB nacional en 13.600 millones de euros.

Con todo, ZeroComa apunta hacia la gestión electrónica de las facturas y otros documentos como solución a los arduos procesos de búsqueda y almacenaje de la información, y propone transformar la ineficiencia de los sistemas de trabajo tradicionales por sistemas de digitalización y automatización de procesos que aumentan la productividad y permiten el crecimiento de las organizaciones. Al facilitar la mejora de los procesos (al encontrar los archivos de una forma ágil, en tiempo real y sin necesidad de una presencia física) y en el espacio ya que, según Temel, cerca del 15% y el 20% del espacio de oficina está dedicado únicamente al almacenaje de documentación.

También supondría un ahorro en concepto de material de archivo (armarios, archivadores, AZ’s, fotocopias, etc) y una mayor confidencialidad y seguridad de la documentación archivada. Todo ello teniendo en cuenta la eliminación del correspondiente coste ambiental que conlleva la producción en papel de archivos históricos.

La digitalización cobra importancia en pymes debido a la “personalización” en la relación con el cliente

Las pequeñas y medianas empresas son cada vez más conscientes de la importancia de la digitalización en sus procesos debido a “la personalización y omnicanalidad” que otorga en la relación con el cliente. Así lo pone de manifiesto el informe elaborado por Sage, ‘Radiografía de la Pyme 2018’, que destaca que el 48 % de los entrevistados considera que la digitalización es imprescindible para la buena gestión de una organización. Esta cifra se une a la del 42%,  que opina que la digitalización ayuda a disponer de información en tiempo real y que, por tanto, supone un ahorro en costes.

El informe ha sido presentado por el presidente de la Comisión de Sociedad Digital de la CEOE, Julio Linares, que considera que la clave del éxito está en adaptarse a los cambios. El estudio asegura que, de entre las preocupaciones del empresario en pymes, se encuentran la demanda, la captación de clientes, la evolución del mercado o la morosidad… factores que podrían paliarse con correctos procesos digitales.

El interés por digitalizar una empresa está siendo creciente en la actualidad, pues en los dos últimos años un 76% de las pymes han invertido en digitalización. Según ‘Radiografía de la Pyme 2018’, el 53% de las pymes y el 50% de autónomos y micro pymes disponen de un plan de digitalización con un presupuesto asignado previamente.

AHORRO EN TIEMPO Y DINERO

Según Sage, el uso de las tecnologías tiene como beneficio el ahorro de tiempo y dinero en las tareas diarias (84% pymes y 78% autónomos y micropymes). El almacenamiento de datos de forma digital permite que puedan ser accesibles en todo momento y ayuda a los empresarios a tomar decisiones ágiles.

Con todo, la digitalización es una necesidad real en el contexto actual debido a que los consumidores son cada vez más exigentes y el servicio que una compañía pueda prestarles puede “marcar la diferencia entre una queja y una recomendación”. Sage recuerda que han surgido nuevos canales de distribución y que los usuarios “están acostumbrados a comprar con un clic” por lo que, “la agilidad es esencial”. Además, la multinacional apunta en su informe que la digitalización ayuda a “mejorar” los procesos internos, dar un mejor servicio, mejorar la imagen de una empresa y fidelizar a sus clientes.

51% DE OFERTAS DE EMPLEO DIGITAL, PARA DIRECTIVOS

Sage recoge en su informe que el pasado año 2017 el 51% de las ofertas de empleo digital se destinó a cubrir puestos directivos, según el ‘Observatorio de Empleo Digital 2017’ elaborado por ISDI. “Es imprescindible que al menos un 20% del comité de dirección de la empresa tenga experiencia en negocio digital para poder alcanzar el exigido cambio de mentalidad corporativo”.

El 56% de las pymes afirman que su relación con el cliente ha mejorado mucho al ofrecer una atención más eficaz (23%) y cubrir mejor sus necesidades (19%) por la personalización y la omnicanalidad que otorga la tecnología. El impacto de la digitalización de los clientes es muy positivo: las corporaciones españolas que apuestan por transformar su negocio registran un incremento en sus ventas del 39% y un 80% ha mejorado su competitividad en el mercado, según un estudio de CA Technologies. Además, según Mc Kinsey, el incremento de la productividad puede alcanzar el 20% a nivel global de la compañía.

El 79% de las pymes va a necesitar ayuda externa para la puesta en marcha de la digitalización del negocio. Por ello, contratar talento digital es un paso estratégico, y necesario, para abordar dicho proceso con garantías de éxito. Las organizaciones deben identificar sus necesidades de negocio (e-commerce, marketing digital, big data, etc.) para identificar cuál es el perfil idóneo para cumplir con las expectativas de crecimiento. El 30% de las organizaciones que invierten en captar talento digital, adquieren una mayor fuente de ventaja competitiva por su capacidad de explotar de forma creativa las tecnologías digitales a su alcance, según Gartner.

Con todo, grandes empresarios y figuras relevantes en el tejido empresarial recomiendan a las pymes la creación de una cultura de innovación basada en una visión digital. Para el fomento de la digitalización en las organizaciones, el informe recalca que ya se han hecho propuestas al Gobierno en este sentido, tales como la lucha contra la economía sumergida, la aplicación del Sistema Inmediato de Información (SII) a todas las empresas o lograr que el I+D+i en España alcance la media europea.

Una de cada 10 pymes valencianas está en “estado cero” de madurez digital y 4 de cada 10 “muy poco avanzada”

En la Comunidad valenciana uno de cada diez pymes está en “estado cero” de madurez digital, cuatro de cada diez “en fases muy poco avanzadas”, seis de cada diez empresarios reconoce “no tener conocimientos suficientes” en e-commerce y siete de cada diez no ha recibido información de estos temas.

Dichos datos fueron apuntados por la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Blanca Marín, durante la presentación del showroom de digitalización y tecnología para el pequeño comercio: ‘Retail Future’.

Con más de 55.000 empresas, el sector comercial minorista que forman pymes, microempresas y autónomos representa el 16% del tejido empresarial de la Comunidad valenciana y aporta el 12% del Valor Añadido Bruto. “Y si se incrementara un 10% la digitalización de nuestra economía, aumentaría un 40% la renta per cápita de la economía autonómica “, aseguró Marín que, a su vez, añadió “la sociedad valenciana ya es digital, el cambio ya está aquí”. Así lo muestran los datos que reflejan que siete de cada diez valencianos se conecta a internet todos los días, el 50% de la población de la Comunidad ha hecho al menos una compra online en 2018 y seis de cada diez utiliza todos los canales de compra.

Sin embargo, existe una “brecha importante” entre la oferta online del pequeño comercio y la demanda de la sociedad. De hecho, mientras el pequeño comercio ha crecido en los últimos años a “tasas estables” entre el 3% y 5%, el comercio online ha experimentado un “crecimiento exponencial” del 16,7% en el último año. Por este motivo, la Generalitat quiere “acompañar” al sector a adaptarse a los nuevos modelos de negocio. “El Comercio que no se digitalice perderá competitividad”, apuntó.

AYUDAS AL SECTOR

En este contexto, el ‘Retail Future’ llega para quedarse “con vocación de consolidación” durante los próximos años, pero además de este foro, el ‘Plan de Impulso a la Digitalización del Pequeño Comercio y la Artesanía’ –elaborado por el Gobierno valenciano en colaboración con el sector–, incluye una serie de ayudas para la transformación digital del sector, en cuyas bases se trabaja en estos momentos para “ampliar” el objeto de las mismas.

Desde el Consejo de Cámaras, su presidente José Vicente Morata destacaó la importancia de que el ‘Retail Future’ plan se haya hecho “entre todos”, como un “claro ejemplo de colaboración publico-privada” y ha valorado el “apoyo” del Gobierno valenciano a la digitalización del pequeño comercio como un factor “clave”.

Al respecto, el director general de Comercio, Natxo Costa, explicó que espera que las bases estén publicadas en noviembre para que los comercios puedan solicitar las ayudas a partir de enero. Con estas subvenciones se pretende “responder a situaciones de partida muy variadas”, en la que hay muchos negocios con presencia en redes sociales y otros que ni siquiera están geolocalizados.

También se está trabajando para que los Presupuestos de la Generalitat para 2019 incluyan “un extra de recursos” destinado a la digitalización del pequeño comercio, avanzó. Esta partida complementará los recursos que ya prevé el ‘Plan de Impulso a la Digitalización del Pequeño Comercio y la Artesanía’ para su implantación durante los próximos seis años y que contemplan unos 12 millones de euros a través de Cámara España y recursos de fondos estructurales europeos.

FUENTE: Europa Press