La plataforma FACeB2B recibe el premio @asLAN

La plataforma de intercambio de facturas electrónicas FACeB2B ha sido premiada con el @asLAN, asociación integrada por más de 120 empresas del mundo de la tecnología, según informa el Portal de Administración Electrónica (PAe).

@asLAN, asociación sin ánimo de lucro, celebró el pasado 3 y 4 de abril el congreso @asLAN2019 con más de 11.000 inscritos. En dicho evento se otorgaron también los premios @asLAN, cuyo objetivo es el de identificar, premiar y divulgar experiencias que contribuyan a desarrollar nuevos servicios, mejorar la eficiencia y reducir costes. Suponen un reconocimiento al trabajo realizado por la Administración pública, alineada con la Agenda Digital para Europa o España.

El premio entregado a FACeB2B ha sido en la categoría de “Digitalización” y representa un reconocimiento en la implementación de una herramienta innovadora y eficaz que no solo viene a cubrir la necesidad tecnológica para el cumplimiento del artículo 216 de la Ley 9/2017, de contratos del sector público, sino que continúa la senda del impulso de la factura electrónica en el panorama español iniciada en 2015 por FACe (Punto General de Entrada de Facturas de la Administración General del Estado).

España se sitúa entre los países más avanzados en Administración electrónica, según diferentes informes de organismos internacionales como la ONU, la OCDE, o la Comisión Europea y ha recibido ya varios premios nacionales e internacionales.

En la dimensión de Servicios Públicos digitales, según el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI), España figura en el 4º lugar, por encima de la media de la UE.

En el ámbito de los datos abiertos, según el estudio ‘Open Data Maturity in Europe’ en su edición de 2018, España se sitúa en segundo lugar.

Sage presenta EMv12 en el encuentro anual de partners

Más de 400 delegados, entre partners, clientes y periodistas de todo el mundo, han atendido el anual Sage Enterprise Management Partner Summit, que ha tenido lugar en Dubai. Una cita para presentar la nueva apuesta de esta multinacional, su producto EMv12, que viene a sustituir al tradicional X3.

En el discurso de apertura tanto el presidente de Sage, Blair Crump, como la Vicepresidenta para alianzas, Jennifer Warawa, y otros ejecutivos destacaron la estrategia de Sage y su inversión en innovación, así como el ecosistema de socios y los últimos lanzamientos de productos.

Jennifer Warawa, en entrevista con Revista Byte, destacó que Sage cuenta en la actualidad con 40.000 partners en todo el mundo y que entre sus prioridades no se encontraba incrementar su número, sino seguir trabajando, mejorando y apostando por los que ya tienen: “por tanto, no buscamos aumentar sino mantener los que tenemos”.

Warawa quiso poner de relieve que buscan una comunicación más estrecha con los partners, en ambos sentidos, colaborando, mejorando y siendo más transparentes: “como hemos hecho en España, también estamos haciendo más newsletters, más webcast para que entiendan nuestra estrategia, pero también obteniendo un feedback de lo que hacemos y a dónde vamos; no es solo tomar decisiones sino buscar la relación con ellos, escuchando y actuando”.

Sobre la prevención que todavía conservan muchos clientes para pasarse la nube, la directiva de Sage no mostró excesiva preocupación : “algunos se están moviendo a la nube, pero otros no; respetamos esta decisión, pero tenemos claro que ayudaremos a los que quieren cambiar”. Y precisó, no obstante, que es un reto para SAGE: “los clientes tienen que entender que no vamos a seguir invirtiendo de la misma manera; una inversión de 60 millones de libras para los nuevos productos en la nube tendrán que ser aprovechados por los que opten a las nuevas innovaciones”.

En cuanto a la apuesta de Sage para que sus partners se especialicen, Worowa nos explicó que especializare y enfocarse en una industria “les permite aprovechar la tecnología emergente para esa industria; la idea es especializar a los partners, crear nuevas alianzas con otros proveedores de servicios de Internet e ISVs para crea su propia oferta combinada”.

Finalmente, sobre el mercado español, puso de relieve que los partners españoles son muy innovadores: “la mayoría de las veces, sus grandes socios son internacionales, por lo que han llegado a otros países y quieren hacer más trabajo internacional; el canal es muy importante para nosotros en España y queremos mostrar el espíritu innovador y ayudar a salir a otras regiones y países”.

Producto global

Fernando Cid, Business Development Manager, Enterprise Market para Iberia, adelantó al mismo medio que Enterprise Management, encuadrado dentro de la estrategia de Sage Business Cloud, es el producto de más alta gama de la compañía, dirigido al segmento de más de 100 usuarios, con facturaciones por encima de 30 millones de euros.

Entre sus ventajas nos detalla que es un producto global. Viene del antiguo X3 y todos los países tienen el mismo producto, el mismo core. Es un producto que es multilegislación, multilenguaje, multimoneda, y, dentro del mismo core, puede tener a distintos usuarios utilizando distintas legislaciones, en distintos idiomas y distintas monedas. “Se está invirtiendo mucho en este producto; los partners se especializan, lo verticalizan y así rentabilizan mucho más las implementaciones. Vale para cualquier industria”.

Sage tiene claro, afirma, que el crecimiento va a estar dentro de lo que es la plataforma Business Cloud. Se quiere crecer en las tres partes (pyme, mediana y gran empresa), pero con una solución distinta para cada uno de esos mercados.

En el segmento Enterprise, en España, Sage cuenta con unos 30 partners y la previsión es conseguir otros seis u ocho, que pueden llegar tanto de la competencia como nuevos.
Cid opina también que la tendencia es abandonar el mercado onpremise, aunque el peso de sus licencias todavía sea muy grande.

Sage Business Cloud Enterprise Management V12

En cuanto al producto propiamente, según la información facilitada por la propia compañía, con Sage Business Cloud Enterprise Management V12, las empresas que cuenten con operaciones críticas, especialmente empresas grandes y medianas del sector de la fabricación, la distribución y la agricultura, ahora podrán:

– Elegir cómo usar la solución según sus necesidades, entre las opciones de implementación en la nube, híbrida u on-premise.
– Seleccionar interfaces responsive asignadas a roles que presenten flujos de trabajo, datos y análisis personalizables en función del perfil profesional que accede a ellas.
– Integrar aplicaciones personalizadas de terceros, para ampliar las funcionalidades del Enterprise Management.

Enterprise Management V12 permite elegir una solución creada específicamente para su sector, alojada en la nube, on-premise o en un modelo híbrido. A su vez, esto les permite aprovechar la tecnología para mejorar sus estándares, impulsar la eficiencia y aumentar la visibilidad de todas sus operaciones.

Enterprise Management V12 ofrece:

– Nuevas opciones de servicio en la nube, para una mayor flexibilidad:

Enterprise Management expande las posibilidades de Sage Business Cloud al introducir nuevos servicios en la nube, que ofrecen una capacidad de personalización sin igual para todas las empresas, independientemente de su complejidad o tamaño.

Las ofertas de servicios en la nube en Enterprise Management ahora incluyen una serie de opciones de implementación en Cloud Privada o Cloud Pública, con la capacidad de personalizar y usar diferentes complementos. Para los clientes que no deseen trabajar en la nube, Enterprise Management también se puede implementar en hosting o en las instalaciones de la empresa (on-premise).

– La nueva interfaz responsive impulsa el crecimiento empresarial:

Con una nueva navegación intuitiva y un diseño responsive, Enterprise Management permite a los usuarios trabajar perfectamente en cualquier dispositivo y proporciona un acceso más fácil a las consultas de datos y procesos. Los usuarios de Enterprise Management pueden:

– Agilizar los flujos de trabajo para acelerar la gestión del negocio, desde la adquisición hasta la fabricación, inventario, ventas, servicio al cliente y finanzas.
– Ofrecer información en tiempo real con acceso a paneles de control en directo, personalizados para perfiles profesionales específicos para monitorizar el rendimiento y alertar al usuario sobre posibles anomalías que afecten a los negocios.
– Crear marcadores personalizables para perfiles individuales y navegar por la información de auditoría para gestionar los riesgos.

– Un ecosistema abierto

La nueva solución de Sage incorpora apps diseñadas para agilizar las integraciones con soluciones de la industria. Tanto los desarrolladores como los clientes ahora pueden conectar aplicaciones de terceros a la solución, automatizando aún más los procesos y las conexiones.

Se han incluido dos nuevos marcos de consulta para las apps de gestión empresarial de Sage Business Cloud: Graph QL y Sage Data Integration API. Esta tecnología puede reducir el tiempo de integración a tan solo dos días y permite a los usuarios finales agilizar los procesos, minimizar duplicados y reducir los errores.

FUENTE: Revista Byte

Los fabricantes de impresoras se reinventan de cara a un futuro sin papel

La desaparición de las impresoras como dispositivo por defecto producirá muchas ventajas a las compañías que aceleren el paso hacia la oficina sin papeles (en términos de costes, seguridad, trazabilidad y más eficiencia de los empleados, como ya hemos mencionado), pero las consecuencias no serán tan positivas para los fabricantes de estos equipos. Compañías como HP, Kyocera, Ricoh, Epson o Xerox se han hecho de oro no sólo con los precios de las impresoras en sí (cuyo montante se ha democratizado en los últimos años, al mismo tiempo que se proponían modelos de pago por copia y alquileres flexibles) sino más por las tasas de mantenimiento técnico y los extraordinariamente caros recambios de tinta.

Para muestra, un botón: un cartucho de tinta doméstica rara vez baja de los 13 euros (normalmente ronda los 30 euros) con apenas 5 mililitros de contenido. Si hacemos las cuentas, sale a 2.600 euros el litro en el mejor de los escenarios.

Así pues, una encuesta de AIIM, patronal de los principales fabricantes del sector de la impresión, reconoce que el 49% de las empresas está reduciendo la cantidad de documentos impresos que entrega a clientes y hasta un 55% si hablamos de impresos para uso interno.

¿Qué pasará con estos proveedores y sus modelos de negocio de altos márgenes si, como se predice, las empresas acaban desterrando las impresoras y las copias en soporte físico a un papel residual? ¿Qué oportunidades tienen de sobrevivir y seguir siendo rentables en un contexto en que su actual valor corporativo quede olvidado en el pasado?…

¿Es viable la oficina sin papeles?

Es cierto que la premisa de la que partimos, la de una oficina sin papeles, suena demasiado futurista. Agorero incluso, al menos desde la perspectiva de los fabricantes de impresoras tradicionales. Máxime si nos atenemos a datos como los recogidos en un un artículo del Wall Street Journal, según el cual las distintas oficinas de Estados Unidos imprimen alrededor de 1.000 millones de hojas al año. A ello súmenle otro tipo de documentos que también se manejan en soporte físico -como tickets o justificantes de pagos-. No parece que la transición vaya a ser demasiado rápida ni dolorosa.

Pero hay muchas cifras más que ocultan los problemas existentes actualmente en torno a esta dependencia del papel en el entorno empresarial. Tal es la montaña de hojas que manejan las compañías en este soporte que los trabajadores son incapaces de afrontar sus quehaceres sin una pérdida de tiempo nada desdeñable: según un estudio de TBS,los profesionales gastan hasta 600 horas laborales al año buscando los documentos impresos que necesitan para trabajar, el equivalente a más del 35% de su jornada completa.

Tampoco es baladí el daño medioambiental que causamos a un planeta ya herido con un consumo tan alto de hojas impresas. Solo en España, cada ciudadano gasta una cantidad de papel equivalente a cuatro árboles de 12 metros de altura, de acuerdo a Greenpeace. Y eso sin contar con los efectos contaminantes de producir la tinta de los tóner o los cartuchos empleados por las impresoras.

Con todo ello, no es de extrañar que los gobiernos de todo el mundo -especialmente los europeos- estén impulsando la adopción de las comunicaciones electrónicas para evitar este despilfarro generalizado. Sin ir más lejos, la adopción de la factura electrónica en nuestro país ha supuesto un antes y un después en la forma de entender esta clase de procesos, que se ha extendido desde la AAPP hasta la gestión de proveedores y clientes. Una aproximación que todavía está en pañales, pero no tiene pinta de que vaya a frenarse en los próximos cursos.

Pago por uso y alquiler flexible

Ante este contexto cambiante, los fabricantes de impresoras se han puesto las pilas para reinventar sus estrategias y catálogos de productos y soluciones. El primer pilar en ese sentido es el que tiene que ver con la adopción del pago por uso, el alquiler flexible y la financiación de equipos. Todas ellas son medidas dirigidas a mantener la base instalada de clientes, pero atajando dos de los grandes hándicaps existentes: el alto coste de estos dispositivos y su impacto en el CAPEX de la empresa. O dicho de otro modo, convirtiendo una gran inversión que debía ser amortizada en varios ejercicios en un servicio (que se engloba en OPEX, sin impactar en la cuenta de resultados) que puede ser ajustado a medida de las necesidades de cada organización.

Así pues, prácticamente todos los fabricantes incorporan ya opciones de renting flexible, con contratos que suelen durar unos cinco años y que permiten ajustar en mayor o menor medida el número de dispositivos que se requieren en cada momento. Sin embargo, estos modelos siguen sin aportar un cambio significativo a la empresa final -más allá de las prácticas contables- ya que no pueden ser anulados en la mayoría de los casos y tampoco se ajustan al uso real de las impresoras, con lo que las empresas siempre corren el riesgo de sobrevalorar la cantidad de equipos necesarios y, por ende, inflar los costes en que incurren. Máxime cuando hablamos de contratos a tan largo plazo.

Mucho más interesante resulta, sin duda, el modelo de pago por uso o pago por copia. En estos casos, la empresa no paga por el alquiler del dispositivo, ni por su mantenimiento ni por los recambios que utilice. Por el contrario, el sistema se parece mucho más a una suscripción básica sobre la que se cobra una cantidad específica por cada hoja impresa. En ese coste por copia se incluyen todos los conceptos anteriormente mencionados, así como el margen de beneficios para el proveedor de turno y, si existe, el partner del canal de distribución o soporte técnico.

Es obvio que, para compañías que hacen un uso intensivo de sus equipos de impresión, esta alternativa no resulta económicamente interesante, ya que el precio final es mucho más alto que con una aproximación tradicional. Sin embargo, y en esta transición hacia la oficina sin papeles, el modelo de pago por copia resulta extremadamente útil para seguir contando con el respaldo de un documento físico cuando sea necesario, pero sin tener que apalancar costes con un dispositivo que apenas vamos a utilizar.

Prácticamente todos los fabricantes cuentan con esta oferta en su catálogo, que comenzó a popularizarse hace ya un lustro. De hecho, tanto Ricoh como Kyocera, HP Inc. u Oki incluyen estas propuestas entre sus servicios estrella.

Transición hacia el software

En cualquier caso, todo lo anterior no es sino una forma de aplacar o contener los vientos de cambio hacia la oficina sin papeles. Por tanto, si en algún momento llegamos a encontrarnos con empresas que reniegan por completo del papel, ¿de qué van a vivir los fabricantes de impresoras?

Pues bien, la inmensa mayoría de estos proveedores ya ha puesto en marcha ambiciosas iniciativas para reducir su dependencia de las ventas de dispositivos físicos, apostando por una transición hacia el software de gestión documental y otras herramientas digitales asociadas a los procesos de trabajo que antaño se reservaban para el papel. Es el caso, por ejemplo, de Kyocera, que cuenta con dos propuestas de gestión documental distintas (MyDocument y Solpheo Suite). O de Xerox, con su DocuShare.

Esta clase de software, conocido por sus siglas ECM (Enterprise Content Management), permite incorporar automáticamente documentos impresos o digitales a un sistema de almacenamiento (local o en la nube) de modo que sea procesado de acuerdo a unas reglas preestablecidas o, simplemente, estando accesible para que los empleados puedan trabajar con él cuando lo necesiten. Por ejemplo, al añadir una factura, ésta puede ser enviada automáticamente al departamento financiero para su aprobación, sin riesgo a que se pierda el papel por el camino o a que no quede constancia de la misma entre la montaña de facturas que procesan los administrativos cada jornada.

Asociadas a este software de gestión empresarial encontramos otras funcionalidades de software en las que los fabricantes de impresión se están haciendo muy fuertes. Una de ellas es el reconocimiento óptico de caracteres (OCR), imprescindible para poder digitalizar facturas u otra clase de documentos sin que un humano tenga que transcribir toda la información al sistema. Otra es la firma electrónica, en tanto que los documentos serán nativamente digitales, es obligado contar con propuestas de este tipo para poder realizar toda clase de trámites, tanto entre empresas privadas como de cara a la Administración Pública.

FUENTE: Business Insider

La Agencia Tributaria española, entre las ocho más eficientes del mundo

La Agencia Tributaria española, entre las ocho administraciones más eficientes del mundo con una puntuación del 93,6%, muy por encima de la media (59,6%), según destaca el informe Paying Taxes 2019 que ha realizado PwC para el Banco Mundial.

Así, el sistema tributario español se encuentra entre los más modernos del mundo. España destaca en la gestión del IVA tras la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información (SII) y se sitúa en el número 34 del ranking de los 190 sistemas fiscales analizados, por delante de países como Estados Unidos (37), Alemania (43), Francia (53) o Italia (118). Y si comparamos nuestra fotografía fiscal con la media del resto del mundo, la imagen también es positiva. Si actualmente en el mundo, de media, una compañía necesita 237 horas para cumplir con Hacienda, en España esta cifra es de 148 horas.  Si, además, para hacerlo necesita hacer 23,8 pagos, en nuestro país esta cifra se reduce a nueve.

Según este nuevo informe de PwC que analiza los sistemas tributarios de 190 países, la contribución tributaria total de las compañías españolas (el porcentaje de sus beneficios que dedican al pago de los impuestos obligatorios, tales como el Impuesto sobre Sociedades y las cotizaciones sociales, entre otros), es del 47%, unos siete puntos por encima de la media de los países miembros de la OCDE (40,3%), de la UE (39,3%) y ligeramente superior a la del grupo de los veinte más industrializados del mundo, el G-20, (46,6%).

Las empresas españolas pagan sensiblemente más que otras empresas más desarrolladas como Reino Unido (30%), EE.UU. (43,6%) o Canadá (20,5%), pero menos que las francesas (60,5%), alemanas (49%) o italianas (53,2%).

Además, en el caso español, esa contribución tributaria total del 47% se destina fundamentalmente al pago de cotizaciones sociales (un 35,7%) y al Impuesto de Sociedades (10,6%), y sobre ello el estudio dice que el peso entre ambos tributos no está equilibrado. De hecho, la proporción entre cotizaciones y sociedades en la OCDE es de 15,6% versus 23,1% y en el mundo de 16,1% vs 16,1%.

De este 47%, que supone la contribución tributaria total de las empresas españolas, el 35,7% se destina al pago de cotizaciones sociales, el 10,6% al Impuesto sobre Sociedades y el 0,7% a otros tributos, según el estudio. Una proporción entre cotizaciones y sociedades -35,7% versus 10,6%- muy distinta a lo que sucede en la OCDE -15,6% versus 23,1%-, y en el mundo -16,1% versus 16,1%-, donde el peso entre ambos tributos está mucho más equilibrado.

El impacto de la tecnología

El informe resalta como, desde 2004, el uso de las nuevas tecnologías por parte de las autoridades fiscales y de las empresas ha reducido en 84 horas, de media, el tiempo y, en 10,3, el número de pagos que las compañías deben hacer para cumplir con el fisco.  Esto tiene que ver con la puesta en marcha, sobre todo en economías avanzadas, como China, Hong Kong, Noruega, de sistemas de reporting fiscal en tiempo real o de otros que permiten devolución automatizada de impuestos. El documento cita expresamente el caso de España y la implantación del Suministro Inmediato de Información.

No obstante, considera que la tecnología, por sí misma, no es suficiente para mejorar los sistemas fiscales. Una economía, además de contar con la infraestructura tecnológica adecuada (disposición de conexión de banda ancha, de redes móviles 4G, etcétera…) y con una población suficientemente alfabetizada informaticamente, debe superar una serie de obstáculos culturales y políticos, especialmente relevantes en aquellos países con sistemas tributarios manuales o con un nivel significativo de economía informal.

FUENTE: IT User

El uso de la firma digital en el ámbito judicial gallego se quintuplicó en 2018

En 2018 se firmaron digitalmente cerca de 900.000 documentos en los juzgados gallegos, una cifra cinco veces superior a la registrada el año anterior, según informa la Xunta. El incremento del uso de la firma digital está directamente relacionado con el aumento de órganos judiciales habilitados con esta funcionalidad, que pasaron de 2 a principios de 2017 a 136 al final de 2018.

La integración de la firma digital con el sistema de gestión procesal Minerva que emplean jueces, letrados, funcionario y con Fortuny, el sistema de los fiscales, facilita un mayor uso de la firma electrónica.

Junto con la extensión de la firma digital otra de las medidas de implantación del Expediente Judicial Electrónico fue la puesta a la disposición de magistrados, letrados, fiscales y funcionarios la consulta online de cualquier expediente judicial a través del Visor. Se trata de una solución única y multidispositivo que está implantada ya desde 2018 en la totalidad de los órganos judiciales gallegos.

El año pasado el Visor registró 43.000 visitas, un 34% más que en 2017. Los expedientes en formato electrónico se albergan en el repositorio unificado judicial, la piedra angular de la que se sirven las nuevas aplicaciones y servicios digitales (el visor, la sede electrónica, el portal de justicia…). Centraliza en un único punto toda la información judicial, datos y documentos que se genera diariamente en la tramitación de cualquier procedimiento en cualquier órgano judicial. Este repositorio integra más de 32 millones de documentos, el doble que en 2017. Cada día registra 40.000 nuevos documentos y otros 50.000 modificados.

Conseguir una plena digitalización de la justicia y consolidar la implantación del Expediente Judicial Electrónico (EXE), cuyas piezas están todas en marcha en la comunidad, es el objetivo principal del Plan Senda 2020, puesto en marcha en 2015 con una dotación de más de 26 millones de euros hasta 2020. En total, ambos planes “sumarán una inversión de casi 50 millones de euros en 2020”, ha detallado la Consejería.

FUENTE: GaliciaPress

La implantación de la Administración electrónica en Málaga supone un ahorro de más de 9 millones de euros

Casi 43.000 usuarios registrados en procesos de tramitación telemática y un ahorro de más de nueve millones de euros es el balance de cuatro años de implantación de Administración electrónica presentado por el Ayuntamiento de Málaga.

Concretamente, son 42.641 los usuarios de la carpeta ciudadana que contiene los servicios de Administración electrónica del consistorio, una cifra que ha supuesto un crecimiento medio anual del 50%. El Ayuntamiento oferta 231 trámites electrónicos ya consolidados, siendo los que más han crecido el volante de empadronamiento (23.632 trámites realizados), información deuda (19.901) y justificantes de pago (12.962), entre otros. El resto hasta 285 están en proceso de implantación, 21 están en trámites y 33 en revisión.

La Gestión Tributaria es el área sobre la que más trámites y gestiones administrativas se pueden realizar de forma digital con un 80% de todos los trámites tributarios. Medio Ambiente, Comercio, Urbanismo, Participación Ciudadana, Juventud, Instituto Municipal del Taxi, Movilidad, el IMV y el área de Derechos Sociales completan la lista de los diez más utilizados.

Ahorro por interoperabilidad, facturación e instancias electrónicas

El concejal de Innovación y Nuevas Tecnologías de Málaga, Mario Cortés, presentó el resultado de todos los proyectos y procedimientos electrónicos aplicados en el ayuntamiento, que ha supuesto un ahorro de más de nueve millones de euros. Este ahorro se calcula según indicadores oficiales establecidos por el Ministerio de Hacienda y Función Pública teniendo en cuenta el ahorro por interoperabilidad entre administraciones, el gasto medio en desplazamiento para el ciudadano, el coste del papel y horas empleadas por los usuarios, entre otros indicadores.

El ahorro por instancias electrónicas desde 2015 a 2018 suma casi 6 millones de euros, por interoperabilidad (al compartir datos con otras administraciones favoreciendo que el ciudadano acuda a un solo interlocutor) el ahorro se calcula en casi tres millones de euros y por facturación electrónica 273.294 euros.

FUENTE: eSMARTCITY.ES

El 65% de las organizaciones andaluzas se encuentra en alguna fase de digitalización

Las empresas andaluzas son más optimistas que las del resto de comunidades al valorar su estado de digitalización. La mayoría de ellas (65%) se encuentra en alguna fase del proceso de digitalización, mientras que la media nacional es del 56%. Además, un 36% tiene un plan de digitalización definido (siete puntos porcentuales por encima de la media nacional) y más de un 48% lo dota de presupuesto. “Estos datos sitúan a esta comunidad autónoma en la primera posición del ranking nacional en términos de planificación digital y dotación económica”, concluye un estudio del Observatorio Vodafone sobre el estado de digitalización de las distintas comunidades Autónomas andaluzas.

En una escala de 0 a 10, la preocupación media en cuanto a la digitalización y el uso de nuevas tecnologías en Andalucía es de 6,7, algo por encima de la media del total de España, que se sitúa en el 6,6.

Las principales ventajas que relacionan con la digitalización son una mayor eficiencia de los procesos y tareas (13%) y una mejor comunicación con el cliente (11%). Sin embargo, muestran menos interés que el resto de comunidades autónomas por la oferta de nuevos productos o servicios a nuevos públicos.

Un 75% afirma haber destinado presupuesto a su transformación digital durante los dos últimos años, porcentaje que vuelve a superar al dato nacional, en seis puntos porcentuales.

En cuanto a las prioridades de inversión, éstas pasan por las herramientas de trabajo colaborativo (un 74% lo consideran muy importante o importante), la conectividad a la red y entre dispositivos (73%) y la seguridad (67%). Andalucía también está por encima de la media en términos de inversión en tecnologías emergentes como los servicios cloud (37%), Big Data (41%) e Internet de las Cosas (62%).

Como fruto de toda esta inversión en nuevas tecnologías, el 71% de las compañías en Andalucía reconoce que la relación con sus clientes ha mejorado notablemente en los últimos dos años, una cifra que las sitúa también ocho puntos porcentuales por encima de la media nacional.

En cuanto a las barreras encontradas en su camino digital, Andalucía coincide con el resto de regiones en que el principal freno es el coste elevado al implantar las nuevas tecnologías (10%). Además, se sitúa como la segunda que más valor concede a la falta de personal cualificado con un 8% de empresas que lo mencionan, solo por detrás de la Comunidad de Madrid (12%). En cambio, las compañías andaluzas no se muestran apenas impedidas por la escasez de financiación (1%) y la resistencia de los empleados a la implantación de nuevas tecnologías (1%).

Sector público

Según el estudio, la digitalización es una de las principales prioridades para los organismos públicos de la región aunque, como en otras comunidades, tienen todavía un amplio margen de mejora.

Un 13% de las instituciones de Andalucía muestra un cierto grado de preocupación por avanzar en su digitalización y están destinando esfuerzos a mejorar sus procesos para mejorar en áreas como la gestión o la comunicación con el ciudadano.

El estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas ha contado con la opinión de representantes de 352 empresas y 85 instituciones públicas de la Comunidad Autónoma.

FUENTE: IT User

No apures los plazos de tus gestiones con la Administración: calendario de días inhábiles de 2019

Todo ciudadano tiene la obligación de rendir cuentas con la Administración. Generalmente no hay excusas que valgan para la entrega tardía de un documento o certificado. Los días en los que la Administración no opera suelen ser motivos de disgusto para muchos, ya que gran parte de esos días son de los que dispone la gente para la presentación de documentos y seguimiento de los arduos procesos a los que están obligados a verse. No apures los plazos marcados y entérate aquí del calendario de días inhábiles de la Administración para este año 2019.

Este calendario es el que marca los plazos de presentación en muchos casos, por lo que tener en cuenta si hay un festivo o no es importante para no apurar dicho tiempo para la presentación de documentación o reclamaciones. Como es habitual son días inhábiles los sábados y domingos, así como los festivos nacionales no sustituibles. A estos luego hay que sumarles los festivos decretados por cada una de las Comunidades Autónomas en su ámbito. No te despistes y entérate de las fechas que marca tu Comunidad.

Dentro del calendario laboral de este año la única fecha que se mueve es la de Semana Santa que tendrá lugar en el mes de Abril, con el 19 como fiesta nacional, pero el 18, 22 o 23 son inhábiles en muchas de las diferentes autonomías. Habrá que ver si se adelanta como está previsto las fechas de declaración del IPRF lo que obliga en muchos casos a las asesorías a acelerar sus plazos.

En el caso de presentar o realizar cualquier gestión telemáticamente, con certificado digital, no significa que no se pueda realizar en estos días inhábiles. Se puede hacer puesto que es una de las grandes ventajas de la administración electrónica. Los días inhábiles solo cuentan a efectos de cómputo cuando tenemos 10 días hábiles, por ejemplo, para presentar un recurso, según informa Pymes y Autónomos.

Las empresas españolas seguirán avanzando en la transformación digital

Durante el año pasado las empresas españolas han ido avanzando en el proceso de transformación digital, aplicando las nuevas tecnologías en diferentes ámbitos. Y, según IDC Research España, en 2019 continuarán invirtiendo en áreas como las plataformas digitales, la inteligencia artificial, Internet of Things, la digitalización del puesto de trabajo y la mejora de la experiencia del cliente, entre otras. Sus analistas pronostican que, en términos generales, gastarán 47.500 millones de dólares en tecnología, y sus inversiones en este campo mostrarán un crecimiento interanual (CAGR) del 2,1% hasta 2022.

Según afirmó José Antonio Calvo, director de análisis de IDC en un reciente evento, este año el gasto de las empresas se dirigirá especialmente a cuatro áreas principales: la infraestructura cloud, que crecerá un 22,5%, el software colaborativo (6%), los Servicios inteligentes (3,2%) y los dispositivos de movilidad (0,2%). Además, destaca que en el último año, el porcentaje de empresas que está desarrollando o ya ha desarrollado una estrategia digital fue del 60%, y solo el 9% de las organizaciones no ha iniciado el proceso de transformación digital, frente al 23% del año anterior.

En su presentación, IDC ha lanzado 10 predicciones digitales para los próximos años, que marcarán el devenir de la digitalización y las inversiones en tecnología de las empresas españolas y europeas:

– Para 2021, el 50% de los ingresos de las empresas provendrán de la transformación a los modelos de negocio digitales, basados en economías de plataforma y monetización de datos.

– En 2021, el gasto anual de las organizaciones europeas en la nube superará los 100.000 millones de dólares, y en 2024 el 90% de las empresas del G1000 adoptará tecnologías y herramientas multicloud e híbridas.

– El 60% de las organizaciones del G2000 implantarán modelos de puesto de trabajo del futuro, caracterizados por ser inteligentes, flexibles, colaborativos y combinarán lo físico y lo virtual. Esto les permitirá mejorar la experiencia del empleado y la productividad.

– Este año, más del 50% de los clientes de servicios de seguridad gestionados incluirán el ciclo de vida de las amenazas, un porcentaje que llegará al 90% en 2024.

– El 70% de las empresas aprovechará las plataformas comerciales de IoT para desarrollar y desplegar aplicaciones de IoT, y para 2020 más del 50% usará entornos de plataforma multiproveedor.

– De cara a 2022, el 25% de los dispositivos y sistemas de punto final utilizará algoritmos de inteligencia artificial.

– Para 2024, se automatizarán el 50% de las tareas repetitivas, y el 20% de los trabajadores especializados tendrá un asistente digital colaborativo.

– El 37% de los comercios minoristas usará la inteligencia artificial para personalizar la experiencia del cliente. Como consecuencia, las empresas que logren ofrecer experiencias sin fricción a través de su ecosistema digital registrarán una disminución del 20% en el desgaste del cliente para 2021.

– Desde ahora hasta 2020, el 40% de las empresas cambiará sus anteriores sistemas de métrica digital de los KPI a los nuevos modelos basados en KBIs.

– El 75,5% de las empresas prevén que blockchain impulsará la transformación digital de su organización en los próximos cinco años.

Además de estas predicciones, IDC Research España ha destacado cuatro desafíos principales a los que deberán enfrentarse las empresas, y que determinarán el éxito que alcanzarán en el terreno de la tecnología y de los negocios digitales. Por un lado, sufrirán grandes cambios por la transformación digital del puesto de trabajo, que impondrá nuevas reglas en la organización. Por otro, deberán adoptar una estrategia de ciberseguridad más centrada en el dato. Además, tendrán que moverse en un nuevo escenario multicloud que deberá ser correctamente orquestado, y tendrán que aprender a trabajar con los nuevos interfaces interactivos inteligentes.

FUENTE: IT Trends

Europa avanza en la implantación de la Factura Electrónica

Cada vez más países europeos se suman al sistema de gestión de facturación electrónica. A lo largo de 2018 se han marcado dos nuevos hitos: la creación de un estándar europeo – EN 16931- de factura electrónica y el establecimiento de la obligatoriedad de uso del formato común de factura electrónica en las relaciones entre empresas y administraciones públicas (B2G) a partir del próximo 18 de abril de 2019.

Ante esta iniciativa, poco novedosa en la Unión Europea, son muchos los países que han adaptado sus sistemas de facturación para introducir la factura electrónica B2G: Dinamarca, Suecia, Finlandia, Austria, Italia, Eslovenia, España, Croacia, República Checa, Lituania, Bélgica, Estonia, Francia, Países Bajos, Alemania, Polonia y Grecia.

Pero la factura electrónica no es sólo una iniciativa impulsada por la Unión Europea, sino que otros muchos países europeos también la están potenciando. Países como Noruega, Moldavia o Suiza han potenciado la masificación de la Factura Electrónica a través de la obligatoriedad de uso de la e-factura en las contrataciones públicas. De hecho, el éxito de la implantación de la Factura Electrónica en Europa está animando a algunos países, como Italia y España a ampliar la obligatoriedad del uso de la e-factura en las transacciones entre empresas, B2B.

En Europa, Dinamarca fue el primer país en obligar su uso B2G, en 2005, en 2008 lo hizo Suecia y Noruega en 2011. En 2014 se incorporaron Italia, Austria y Moldavia, España y Eslovenia en 2015. Suiza, Croacia y República Checa en 2016. Estonia, Lituania, Bélgica, Francia y Países Bajos en 2017. Alemania en 2018. Polonia en 2019 y Grecia y Portugal en 2020.

Reino Unido y Turquía fueron los primeros países en establecer la obligatoriedad parcial en determinados sectores del uso de la factura electrónica entre empresas. En Reino Unido, el Gobierno Central, el Ministerio de Defensa y el Servicio Nacional de Salud utilizan la facturación electrónica extensivamente. Por su parte, Turquía obliga al uso de la Factura Electrónica a ciertas compañías que operan en el sector de los hidrocarburos o con productos con impuestos especiales (tabaco, alcohol y bebidas ligeras).

Asimismo, de manera generalizada, cada día son más los países europeos que recomiendan el uso de la Factura Electrónica. Andorra, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, Hungría, Irlanda, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Montenegro, Rumania y Rusia son algunos de estos países en los que la factura electrónica es utilizada de forma voluntaria tanto en las relaciones entre empresas (entorno B2B), como en las contrataciones públicas entre empresas y gobierno (entorno B2G).

En España la autoridad responsable es la AEAT. La normativa se publicó en 2013 y la obligatoriedad – en facturas superiores a 5.000 euros- se inició en enero de 2015. El formato elegido fue Facturae y la Plataforma FACe. De acuerdo con la ley española, desde el 1 de julio de 2018, las empresas subcontratadas que trabajan para proveedores de las Administraciones Públicas también están obligadas a facturar electrónicamente a los contratistas cuando el importe de los trabajos o servicios supera los 5.000 euros.

FUENTE: Digital Affaires