La Agencia Tributaria española, entre las ocho más eficientes del mundo

La Agencia Tributaria española, entre las ocho administraciones más eficientes del mundo con una puntuación del 93,6%, muy por encima de la media (59,6%), según destaca el informe Paying Taxes 2019 que ha realizado PwC para el Banco Mundial.

Así, el sistema tributario español se encuentra entre los más modernos del mundo. España destaca en la gestión del IVA tras la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información (SII) y se sitúa en el número 34 del ranking de los 190 sistemas fiscales analizados, por delante de países como Estados Unidos (37), Alemania (43), Francia (53) o Italia (118). Y si comparamos nuestra fotografía fiscal con la media del resto del mundo, la imagen también es positiva. Si actualmente en el mundo, de media, una compañía necesita 237 horas para cumplir con Hacienda, en España esta cifra es de 148 horas.  Si, además, para hacerlo necesita hacer 23,8 pagos, en nuestro país esta cifra se reduce a nueve.

Según este nuevo informe de PwC que analiza los sistemas tributarios de 190 países, la contribución tributaria total de las compañías españolas (el porcentaje de sus beneficios que dedican al pago de los impuestos obligatorios, tales como el Impuesto sobre Sociedades y las cotizaciones sociales, entre otros), es del 47%, unos siete puntos por encima de la media de los países miembros de la OCDE (40,3%), de la UE (39,3%) y ligeramente superior a la del grupo de los veinte más industrializados del mundo, el G-20, (46,6%).

Las empresas españolas pagan sensiblemente más que otras empresas más desarrolladas como Reino Unido (30%), EE.UU. (43,6%) o Canadá (20,5%), pero menos que las francesas (60,5%), alemanas (49%) o italianas (53,2%).

Además, en el caso español, esa contribución tributaria total del 47% se destina fundamentalmente al pago de cotizaciones sociales (un 35,7%) y al Impuesto de Sociedades (10,6%), y sobre ello el estudio dice que el peso entre ambos tributos no está equilibrado. De hecho, la proporción entre cotizaciones y sociedades en la OCDE es de 15,6% versus 23,1% y en el mundo de 16,1% vs 16,1%.

De este 47%, que supone la contribución tributaria total de las empresas españolas, el 35,7% se destina al pago de cotizaciones sociales, el 10,6% al Impuesto sobre Sociedades y el 0,7% a otros tributos, según el estudio. Una proporción entre cotizaciones y sociedades -35,7% versus 10,6%- muy distinta a lo que sucede en la OCDE -15,6% versus 23,1%-, y en el mundo -16,1% versus 16,1%-, donde el peso entre ambos tributos está mucho más equilibrado.

El impacto de la tecnología

El informe resalta como, desde 2004, el uso de las nuevas tecnologías por parte de las autoridades fiscales y de las empresas ha reducido en 84 horas, de media, el tiempo y, en 10,3, el número de pagos que las compañías deben hacer para cumplir con el fisco.  Esto tiene que ver con la puesta en marcha, sobre todo en economías avanzadas, como China, Hong Kong, Noruega, de sistemas de reporting fiscal en tiempo real o de otros que permiten devolución automatizada de impuestos. El documento cita expresamente el caso de España y la implantación del Suministro Inmediato de Información.

No obstante, considera que la tecnología, por sí misma, no es suficiente para mejorar los sistemas fiscales. Una economía, además de contar con la infraestructura tecnológica adecuada (disposición de conexión de banda ancha, de redes móviles 4G, etcétera…) y con una población suficientemente alfabetizada informaticamente, debe superar una serie de obstáculos culturales y políticos, especialmente relevantes en aquellos países con sistemas tributarios manuales o con un nivel significativo de economía informal.

FUENTE: IT User

El uso de la firma digital en el ámbito judicial gallego se quintuplicó en 2018

En 2018 se firmaron digitalmente cerca de 900.000 documentos en los juzgados gallegos, una cifra cinco veces superior a la registrada el año anterior, según informa la Xunta. El incremento del uso de la firma digital está directamente relacionado con el aumento de órganos judiciales habilitados con esta funcionalidad, que pasaron de 2 a principios de 2017 a 136 al final de 2018.

La integración de la firma digital con el sistema de gestión procesal Minerva que emplean jueces, letrados, funcionario y con Fortuny, el sistema de los fiscales, facilita un mayor uso de la firma electrónica.

Junto con la extensión de la firma digital otra de las medidas de implantación del Expediente Judicial Electrónico fue la puesta a la disposición de magistrados, letrados, fiscales y funcionarios la consulta online de cualquier expediente judicial a través del Visor. Se trata de una solución única y multidispositivo que está implantada ya desde 2018 en la totalidad de los órganos judiciales gallegos.

El año pasado el Visor registró 43.000 visitas, un 34% más que en 2017. Los expedientes en formato electrónico se albergan en el repositorio unificado judicial, la piedra angular de la que se sirven las nuevas aplicaciones y servicios digitales (el visor, la sede electrónica, el portal de justicia…). Centraliza en un único punto toda la información judicial, datos y documentos que se genera diariamente en la tramitación de cualquier procedimiento en cualquier órgano judicial. Este repositorio integra más de 32 millones de documentos, el doble que en 2017. Cada día registra 40.000 nuevos documentos y otros 50.000 modificados.

Conseguir una plena digitalización de la justicia y consolidar la implantación del Expediente Judicial Electrónico (EXE), cuyas piezas están todas en marcha en la comunidad, es el objetivo principal del Plan Senda 2020, puesto en marcha en 2015 con una dotación de más de 26 millones de euros hasta 2020. En total, ambos planes “sumarán una inversión de casi 50 millones de euros en 2020”, ha detallado la Consejería.

FUENTE: GaliciaPress

La implantación de la Administración electrónica en Málaga supone un ahorro de más de 9 millones de euros

Casi 43.000 usuarios registrados en procesos de tramitación telemática y un ahorro de más de nueve millones de euros es el balance de cuatro años de implantación de Administración electrónica presentado por el Ayuntamiento de Málaga.

Concretamente, son 42.641 los usuarios de la carpeta ciudadana que contiene los servicios de Administración electrónica del consistorio, una cifra que ha supuesto un crecimiento medio anual del 50%. El Ayuntamiento oferta 231 trámites electrónicos ya consolidados, siendo los que más han crecido el volante de empadronamiento (23.632 trámites realizados), información deuda (19.901) y justificantes de pago (12.962), entre otros. El resto hasta 285 están en proceso de implantación, 21 están en trámites y 33 en revisión.

La Gestión Tributaria es el área sobre la que más trámites y gestiones administrativas se pueden realizar de forma digital con un 80% de todos los trámites tributarios. Medio Ambiente, Comercio, Urbanismo, Participación Ciudadana, Juventud, Instituto Municipal del Taxi, Movilidad, el IMV y el área de Derechos Sociales completan la lista de los diez más utilizados.

Ahorro por interoperabilidad, facturación e instancias electrónicas

El concejal de Innovación y Nuevas Tecnologías de Málaga, Mario Cortés, presentó el resultado de todos los proyectos y procedimientos electrónicos aplicados en el ayuntamiento, que ha supuesto un ahorro de más de nueve millones de euros. Este ahorro se calcula según indicadores oficiales establecidos por el Ministerio de Hacienda y Función Pública teniendo en cuenta el ahorro por interoperabilidad entre administraciones, el gasto medio en desplazamiento para el ciudadano, el coste del papel y horas empleadas por los usuarios, entre otros indicadores.

El ahorro por instancias electrónicas desde 2015 a 2018 suma casi 6 millones de euros, por interoperabilidad (al compartir datos con otras administraciones favoreciendo que el ciudadano acuda a un solo interlocutor) el ahorro se calcula en casi tres millones de euros y por facturación electrónica 273.294 euros.

FUENTE: eSMARTCITY.ES

El 65% de las organizaciones andaluzas se encuentra en alguna fase de digitalización

Las empresas andaluzas son más optimistas que las del resto de comunidades al valorar su estado de digitalización. La mayoría de ellas (65%) se encuentra en alguna fase del proceso de digitalización, mientras que la media nacional es del 56%. Además, un 36% tiene un plan de digitalización definido (siete puntos porcentuales por encima de la media nacional) y más de un 48% lo dota de presupuesto. “Estos datos sitúan a esta comunidad autónoma en la primera posición del ranking nacional en términos de planificación digital y dotación económica”, concluye un estudio del Observatorio Vodafone sobre el estado de digitalización de las distintas comunidades Autónomas andaluzas.

En una escala de 0 a 10, la preocupación media en cuanto a la digitalización y el uso de nuevas tecnologías en Andalucía es de 6,7, algo por encima de la media del total de España, que se sitúa en el 6,6.

Las principales ventajas que relacionan con la digitalización son una mayor eficiencia de los procesos y tareas (13%) y una mejor comunicación con el cliente (11%). Sin embargo, muestran menos interés que el resto de comunidades autónomas por la oferta de nuevos productos o servicios a nuevos públicos.

Un 75% afirma haber destinado presupuesto a su transformación digital durante los dos últimos años, porcentaje que vuelve a superar al dato nacional, en seis puntos porcentuales.

En cuanto a las prioridades de inversión, éstas pasan por las herramientas de trabajo colaborativo (un 74% lo consideran muy importante o importante), la conectividad a la red y entre dispositivos (73%) y la seguridad (67%). Andalucía también está por encima de la media en términos de inversión en tecnologías emergentes como los servicios cloud (37%), Big Data (41%) e Internet de las Cosas (62%).

Como fruto de toda esta inversión en nuevas tecnologías, el 71% de las compañías en Andalucía reconoce que la relación con sus clientes ha mejorado notablemente en los últimos dos años, una cifra que las sitúa también ocho puntos porcentuales por encima de la media nacional.

En cuanto a las barreras encontradas en su camino digital, Andalucía coincide con el resto de regiones en que el principal freno es el coste elevado al implantar las nuevas tecnologías (10%). Además, se sitúa como la segunda que más valor concede a la falta de personal cualificado con un 8% de empresas que lo mencionan, solo por detrás de la Comunidad de Madrid (12%). En cambio, las compañías andaluzas no se muestran apenas impedidas por la escasez de financiación (1%) y la resistencia de los empleados a la implantación de nuevas tecnologías (1%).

Sector público

Según el estudio, la digitalización es una de las principales prioridades para los organismos públicos de la región aunque, como en otras comunidades, tienen todavía un amplio margen de mejora.

Un 13% de las instituciones de Andalucía muestra un cierto grado de preocupación por avanzar en su digitalización y están destinando esfuerzos a mejorar sus procesos para mejorar en áreas como la gestión o la comunicación con el ciudadano.

El estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas ha contado con la opinión de representantes de 352 empresas y 85 instituciones públicas de la Comunidad Autónoma.

FUENTE: IT User

No apures los plazos de tus gestiones con la Administración: calendario de días inhábiles de 2019

Todo ciudadano tiene la obligación de rendir cuentas con la Administración. Generalmente no hay excusas que valgan para la entrega tardía de un documento o certificado. Los días en los que la Administración no opera suelen ser motivos de disgusto para muchos, ya que gran parte de esos días son de los que dispone la gente para la presentación de documentos y seguimiento de los arduos procesos a los que están obligados a verse. No apures los plazos marcados y entérate aquí del calendario de días inhábiles de la Administración para este año 2019.

Este calendario es el que marca los plazos de presentación en muchos casos, por lo que tener en cuenta si hay un festivo o no es importante para no apurar dicho tiempo para la presentación de documentación o reclamaciones. Como es habitual son días inhábiles los sábados y domingos, así como los festivos nacionales no sustituibles. A estos luego hay que sumarles los festivos decretados por cada una de las Comunidades Autónomas en su ámbito. No te despistes y entérate de las fechas que marca tu Comunidad.

Dentro del calendario laboral de este año la única fecha que se mueve es la de Semana Santa que tendrá lugar en el mes de Abril, con el 19 como fiesta nacional, pero el 18, 22 o 23 son inhábiles en muchas de las diferentes autonomías. Habrá que ver si se adelanta como está previsto las fechas de declaración del IPRF lo que obliga en muchos casos a las asesorías a acelerar sus plazos.

En el caso de presentar o realizar cualquier gestión telemáticamente, con certificado digital, no significa que no se pueda realizar en estos días inhábiles. Se puede hacer puesto que es una de las grandes ventajas de la administración electrónica. Los días inhábiles solo cuentan a efectos de cómputo cuando tenemos 10 días hábiles, por ejemplo, para presentar un recurso, según informa Pymes y Autónomos.

Las empresas españolas seguirán avanzando en la transformación digital

Durante el año pasado las empresas españolas han ido avanzando en el proceso de transformación digital, aplicando las nuevas tecnologías en diferentes ámbitos. Y, según IDC Research España, en 2019 continuarán invirtiendo en áreas como las plataformas digitales, la inteligencia artificial, Internet of Things, la digitalización del puesto de trabajo y la mejora de la experiencia del cliente, entre otras. Sus analistas pronostican que, en términos generales, gastarán 47.500 millones de dólares en tecnología, y sus inversiones en este campo mostrarán un crecimiento interanual (CAGR) del 2,1% hasta 2022.

Según afirmó José Antonio Calvo, director de análisis de IDC en un reciente evento, este año el gasto de las empresas se dirigirá especialmente a cuatro áreas principales: la infraestructura cloud, que crecerá un 22,5%, el software colaborativo (6%), los Servicios inteligentes (3,2%) y los dispositivos de movilidad (0,2%). Además, destaca que en el último año, el porcentaje de empresas que está desarrollando o ya ha desarrollado una estrategia digital fue del 60%, y solo el 9% de las organizaciones no ha iniciado el proceso de transformación digital, frente al 23% del año anterior.

En su presentación, IDC ha lanzado 10 predicciones digitales para los próximos años, que marcarán el devenir de la digitalización y las inversiones en tecnología de las empresas españolas y europeas:

– Para 2021, el 50% de los ingresos de las empresas provendrán de la transformación a los modelos de negocio digitales, basados en economías de plataforma y monetización de datos.

– En 2021, el gasto anual de las organizaciones europeas en la nube superará los 100.000 millones de dólares, y en 2024 el 90% de las empresas del G1000 adoptará tecnologías y herramientas multicloud e híbridas.

– El 60% de las organizaciones del G2000 implantarán modelos de puesto de trabajo del futuro, caracterizados por ser inteligentes, flexibles, colaborativos y combinarán lo físico y lo virtual. Esto les permitirá mejorar la experiencia del empleado y la productividad.

– Este año, más del 50% de los clientes de servicios de seguridad gestionados incluirán el ciclo de vida de las amenazas, un porcentaje que llegará al 90% en 2024.

– El 70% de las empresas aprovechará las plataformas comerciales de IoT para desarrollar y desplegar aplicaciones de IoT, y para 2020 más del 50% usará entornos de plataforma multiproveedor.

– De cara a 2022, el 25% de los dispositivos y sistemas de punto final utilizará algoritmos de inteligencia artificial.

– Para 2024, se automatizarán el 50% de las tareas repetitivas, y el 20% de los trabajadores especializados tendrá un asistente digital colaborativo.

– El 37% de los comercios minoristas usará la inteligencia artificial para personalizar la experiencia del cliente. Como consecuencia, las empresas que logren ofrecer experiencias sin fricción a través de su ecosistema digital registrarán una disminución del 20% en el desgaste del cliente para 2021.

– Desde ahora hasta 2020, el 40% de las empresas cambiará sus anteriores sistemas de métrica digital de los KPI a los nuevos modelos basados en KBIs.

– El 75,5% de las empresas prevén que blockchain impulsará la transformación digital de su organización en los próximos cinco años.

Además de estas predicciones, IDC Research España ha destacado cuatro desafíos principales a los que deberán enfrentarse las empresas, y que determinarán el éxito que alcanzarán en el terreno de la tecnología y de los negocios digitales. Por un lado, sufrirán grandes cambios por la transformación digital del puesto de trabajo, que impondrá nuevas reglas en la organización. Por otro, deberán adoptar una estrategia de ciberseguridad más centrada en el dato. Además, tendrán que moverse en un nuevo escenario multicloud que deberá ser correctamente orquestado, y tendrán que aprender a trabajar con los nuevos interfaces interactivos inteligentes.

FUENTE: IT Trends

Europa avanza en la implantación de la Factura Electrónica

Cada vez más países europeos se suman al sistema de gestión de facturación electrónica. A lo largo de 2018 se han marcado dos nuevos hitos: la creación de un estándar europeo – EN 16931- de factura electrónica y el establecimiento de la obligatoriedad de uso del formato común de factura electrónica en las relaciones entre empresas y administraciones públicas (B2G) a partir del próximo 18 de abril de 2019.

Ante esta iniciativa, poco novedosa en la Unión Europea, son muchos los países que han adaptado sus sistemas de facturación para introducir la factura electrónica B2G: Dinamarca, Suecia, Finlandia, Austria, Italia, Eslovenia, España, Croacia, República Checa, Lituania, Bélgica, Estonia, Francia, Países Bajos, Alemania, Polonia y Grecia.

Pero la factura electrónica no es sólo una iniciativa impulsada por la Unión Europea, sino que otros muchos países europeos también la están potenciando. Países como Noruega, Moldavia o Suiza han potenciado la masificación de la Factura Electrónica a través de la obligatoriedad de uso de la e-factura en las contrataciones públicas. De hecho, el éxito de la implantación de la Factura Electrónica en Europa está animando a algunos países, como Italia y España a ampliar la obligatoriedad del uso de la e-factura en las transacciones entre empresas, B2B.

En Europa, Dinamarca fue el primer país en obligar su uso B2G, en 2005, en 2008 lo hizo Suecia y Noruega en 2011. En 2014 se incorporaron Italia, Austria y Moldavia, España y Eslovenia en 2015. Suiza, Croacia y República Checa en 2016. Estonia, Lituania, Bélgica, Francia y Países Bajos en 2017. Alemania en 2018. Polonia en 2019 y Grecia y Portugal en 2020.

Reino Unido y Turquía fueron los primeros países en establecer la obligatoriedad parcial en determinados sectores del uso de la factura electrónica entre empresas. En Reino Unido, el Gobierno Central, el Ministerio de Defensa y el Servicio Nacional de Salud utilizan la facturación electrónica extensivamente. Por su parte, Turquía obliga al uso de la Factura Electrónica a ciertas compañías que operan en el sector de los hidrocarburos o con productos con impuestos especiales (tabaco, alcohol y bebidas ligeras).

Asimismo, de manera generalizada, cada día son más los países europeos que recomiendan el uso de la Factura Electrónica. Andorra, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, Hungría, Irlanda, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Montenegro, Rumania y Rusia son algunos de estos países en los que la factura electrónica es utilizada de forma voluntaria tanto en las relaciones entre empresas (entorno B2B), como en las contrataciones públicas entre empresas y gobierno (entorno B2G).

En España la autoridad responsable es la AEAT. La normativa se publicó en 2013 y la obligatoriedad – en facturas superiores a 5.000 euros- se inició en enero de 2015. El formato elegido fue Facturae y la Plataforma FACe. De acuerdo con la ley española, desde el 1 de julio de 2018, las empresas subcontratadas que trabajan para proveedores de las Administraciones Públicas también están obligadas a facturar electrónicamente a los contratistas cuando el importe de los trabajos o servicios supera los 5.000 euros.

FUENTE: Digital Affaires

El Ayuntamiento de Gijón tramita el 83% de sus facturas electrónicamente

El 83,5 % de las 15.805 facturas tramitadas por el Ayuntamiento de Gijón se realizan vía electrónica, ya sea a través de la oficina virtual del Consistorio o el sistema FACe de facturación a las administraciones públicas. Así, ocho de cada diez facturas municipales son electrónicas mientras que las facturas tramitadas todavía en papel quedan en poco más de 2.000, es decir poco menos de dos de cada diez.

Gijón empezó a dar sus primeros pasos para convertirse en una administración electrónica en el año 2014 y se ha visto reforzada por la implantación efectiva de las leyes de procedimiento administrativo y de régimen jurídico de las administraciones públicas. En el caso concreto de la facturación electrónica, en estos poco más de cuatro años de desarrollo se han tramitado 48.932 facturas sobre un total de 68.768. El crecimiento ha sido constante pasando de un porcentaje del 61,6% en 2015 al casi 84% al cierre de 2018.

Expedientes

Aunque hay subidas porcentuales más llamativas como en registro electrónico, que pasó de un 5% en 2015 a un 34% en 2018 con 29.662 registros electrónicos sobre un total de 88.037. El año 2017-el último completo de la estadística- fueron electrónicos 31.671 de los 86.982 registros: un 63,6%. En los cuatro últimos años hubo 72.795 anotaciones por vía electrónica en el registro general del Ayuntamiento, mientras que expedientes electrónicos se han tramitado un total de 136.559 incrementando el porcentaje de ese formato del 23% al 80% en este ejercicio, donde el soporte electrónico pulverizó al papel con 50.240 frente a 12.854.

Por otro lado, las impresiones en papel en los documentos del Ayuntamiento se han reducido un 16% por la subida de la tramitación electrónica, que pasó de representar un 23% en 2015 a un 79% en octubre del año 2017. A lo largo de ese tiempo se llevan firmados electrónicamente 370.030 documentos de un total de 593.535. Y en cuanto a notificaciones, y excluyendo las sanciones de tráfico, en los últimos cuatro años se cursaron 29.859 por vía electrónica pasando de un porcentaje del 2 por ciento del total a rondar ya el 65 por ciento.

FUENTE: La Nueva España

¿Conoces lo que se va a llevar (en tecnología empresarial) este 2019?

La automatización de procesos mediante robótica, plataformas cibernéticas basadas en la nube, infraestructuras programables, aplicaciones inteligentes o el valor de los datos serán las cinco tendencias tecnológicas del 2019 que definirán el panorama empresarial según el informe ‘Tendencias Tecnológicas 2019’ publicado por Dimension Data. Todas ellas han sido extraídas después de analizar datos recogidos en experiencia del cliente, ciberseguridad, el negocio y la infraestructura digital, así como el lugar del trabajo digital y los servicios y futuros tecnológicos.

En el informe, el Director de Tecnología del Grupo, Ettienne Reinecke, afirma que 2019 finalmente verá que la transformación digital se convierte en una realidad y predice una serie de modificaciones en toda la industria a medida que las empresas innovadoras vean que los proyectos a largo plazo dan sus frutos. Los proyectos de transformación a menudo citados, pero raramente logrados, comenzarán a cobrar vida gracias a la madurez de las tecnologías transformadoras como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la automatización de procesos mediante robótica.

  1. La automatización de procesos mediante robótica remodelará la experiencia del cliente: el crecimiento exponencial de la automatización de procesos mediante robótica, como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y las redes neuronales heurísticas, darán a las empresas la posibilidad de combinar escenarios, aumentar la comprensión y tomar decisiones predictivas en tiempo real sobre las necesidades y comportamientos de sus clientes.
  2. Las organizaciones se centrarán en plataformas cibernéticas basadas en la nube: las brechas de seguridad cibernética de alto perfil en 2018 harán que los proveedores de seguridad basada en la nube se consoliden en 2019. Los sistemas de seguridad basados en la nube se construyen con APIs abiertas, lo que significa que los equipos de seguridad pueden integrar nuevas tecnologías en la plataforma rápidamente y con relativa facilidad. Esto asegurará que los clientes puedan mantenerse al tanto del panorama de la amenaza de rápida evolución.
  3. La infraestructura será programable de principio a fin: las empresas comenzarán a suscribirse a múltiples plataformas en la nube y a aumentar su uso del software como servicio (SaaS). La programación end-to-end significa que las organizaciones podrán adaptarse rápidamente al cambiante panorama empresarial y exigir más de sus aplicaciones y datos.
  4. Las aplicaciones se volverán más inteligentes y personalizadas: en el próximo año, veremos las aplicaciones recabando información de los usuarios y haciendo cambios a su propia funcionalidad para mejorar la experiencia del usuario. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático desempeñarán un papel importante a la hora de ayudar a los empleados a trabajar de forma más productiva.
  5. El valor de los datos se convertirá en el centro del universo de los valores: en el próximo período, el enfoque se desplazará cada vez más hacia el verdadero valor de los datos, impulsando una búsqueda renovada para arraigar la telemetría, recopilar y enriquecer los datos. Son datos que formarán el núcleo de la verdadera transformación digital y se convertirán en la fuente de nuevos flujos de ingresos que superarán los flujos de ingresos tradicionales. Esto conducirá a un cambio en las arquitecturas de la información, con la necesidad de establecer datos enriquecidos que comiencen a impulsar inversiones en TI.

FUENTE: Computing

La digitalización: el camino para hacer un mundo más sostenible

Las tendencias en sostenibilidad están cambiando el panorama empresarial moderno, y la tecnología ayuda a las empresas a darles respuesta. Así lo indica un reciente informe de Schneider Electric, que revela que el Internet de las Cosas será la clave para que las organizaciones puedan tomar mejores decisiones en cuanto energía y sostenibilidad para reducir su impacto en el planeta y mejorar su rentabilidad.

Los sectores de las infraestructuras y los edificios consumen hasta el 70% de la energía mundial. Frente a ello, la digitalización proporciona potenciales de eficiencia energéticas del 82% en el caso de los edificios y del 79% en las infraestructuras. En este sentido, Schneider Electric ha identificado cuatro tendencias que la tecnología ayudará abordar:

Desvincular el crecimiento económico del impacto ecológico
Las empresas deben innovar para que su crecimiento no implique cada vez más gasto energético y de recursos. La tecnología y la digitalización facilitan esta optimización sostenible de los recursos y, al mismo tiempo, reducen las amenazas a la continuidad del negocio. Innovaciones como la industria 4.0 y las cadenas de suministros sostenibles serán las que lo posibilitarán.

Mejorar los reportes de sostenilidad
Las compañías con estrategias de sostenibilidad bien planificadas pueden mejorar sus puntuaciones en los índices y programas de sostenibilidad y medio ambiente que existen a nivel global. Aquí entre en juego IoT, que permite mejorar aún más las eficiencias operacionales y energéticas, al monitorizar estos rendimientos de forma auditable y proporcionar datos en tiempo real.

Necesidad de aumentar el compromiso del cliente
Las empresas deberán entender cómo medir, clasificar y comercializar sus productos y servicios de forma sostenible. Las claves son unos procesos empresariales transparentes, cadenas de suministros optimizadas y una gestión de activos responsable y cuidada, y la tecnología es el medio que lo hará posible.

Las 3 D + E
Digitalización, descentralización, descarbonización y electrificación están cambiando la forma de hacer negocios. Invertir en la digitalización es uno de los factores clave para pasar de procesos de negocio reactivos a proactivos y garantizar un retorno positivo. Como ejemplo, el informe de Schneider Electric muestra que, al implementar proyectos de digitalización, se observan importantes mejoras de rendimiento ya en los primeros 12 meses.

El informe concluye que la implantación de tecnologías IoT por parte de las empresas redunda en una utilización de los recursos más eficiente, en una mejora del retorno y de la resiliencia del negocio, más seguridad y una minimización de los riesgos. Empresas de todos los sectores ya están implementando estas mejoras, destacando los sectores de hostelería, fabricación y centros de datos.

FUENTE: tecnologíaparatuempresa.ituser.es